Saberes
...y así se las hemos contado
29
Mar
2014
16:53
Atestados policiales, condenas a la violencia
Por J. Garín

Un nuevo consenso ha llegado a las redacciones. Desde el tertuliano más troglodita de Somoano hasta el telediario de La Sexta, todos coinciden en señalar la misma prioridad informativa respecto a las Marchas de la Dignidad  y todas las protestas que han tenido lugar a una semana de su llegada a Madrid. 

Tienen una pregunta que hacernos, ahora sí, a todos aquellos que acudimos el sábado 22 de marzo porque no nos acaba de molar la idea de vivir en un lugar tan mierda como para permitir que un millón de niños vivan en la pobreza, dos millones de personas no tengan luz o 184 familias sean desahuciadas al día. La pregunta no es nueva y remite directamente a algo que a cualquiera le suena: ¿condenáis la violencia?

Para alcanzar tal grado de acuerdo las imágenes del sábado no parecían ser suficientes y ha sido necesario ponerle al tema algún ingrediente extra. Al caso ya conocido de las armas inventadas se suman otras versiones oficiales que llegan al público sin filtro ninguno por parte de la prensa, encantada de dar credibilidad ciega a todo lo que venga de arriba.

Atestados titulares

El titular es de El Mundo, uno de los muchos medios que se hicieron eco sin aportar matiz alguno de la nota original de Europa Press. Dicha nota elude mencionar que esas supuestas palabras las pone en boca del detenido el atestado policial y que no se han presentado por el momento pruebas audiovisuales que las puedan confirmar. También se dice que el detenido declaró ante el magistrado pero no que lo que hizo fue negar haber participado en los disturbios.

El viernes en la rueda de prensa del equipo jurídico de las Marchas de la Dignidad se negó la participación del detenido en los hechos que se le imputan y se insistió en la falta de pruebas al respecto. 

Un día después, de nuevo en El Mundo, Fernando Lázaro publica este titular que da por buena de manera muy categórica lo que apuntan las fuentes policiales. “Está tras los incidentes”, tal cual. Es tal la fe ciega del periodista en las fuentes policiales que 24 horas después de la publicación del bulo de la muleta-cuchillo él sigue hablando alegremente de ella, ahora como parte del material utilizado por Resistencia Galega. Muchos otros medios dieron también cuenta de la supuesta conexión.


 

Y seguimos para bingo con otro titular de Europa Press sacado de lo que dice haber oído un policía. La única fuente de la información vuelve a ser un atestado policial que, según denunciaron los abogados de una persona detenida en los hechos, llegó a la prensa antes que a ellos mismos.

En esta ocasión nos trasladamos a la Universidad Complutense en el primer día de la huelga que tuvo lugar durante esta semana. Horas después de la publicación de esta noticia en muchos medios eldiario.es publicaba este vídeo de Juan Ramón Robles que recoge el instante al que se refieren:

Yo tampoco escucho lo de “vamos a matarlos”. De hecho veo que los estudiantes lo que hacen es intentar retirarse del lugar permaneciendo juntos y a un policía realizando una detención al azar. Se me escapa también el momento al que se refiere El Mundo en su portada del día siguiente:

Lo que de verdad importa
 

 “O se condena o la hemos organizao

“La mejor manera de precisamente hablar del contenido y de legitimar a los convocantes es primero que condenen y que rechacen de forma tajante ellos”.

“No condenarla es dejar mal a los pacíficos manifestantes”

“Y hay que decirlo con sujeto, verbo y predicado: condenamos la violencia de estos bárbaros que si pueden se cargan a un policía

VV. TT. (Varios tertulianos), La Noche en 24H de TVE 27/03

Queda clara cual es la prioridad. Renta básica, auditoría de la deuda, derechos... muy bonito todo, sí, ¿pero condenas o no condenas?

En el telediario de La Sexta del día siguiente estaban totalmente en la misma onda. Su noticia sobre la rueda de prensa del equipo legal de las marchas llega a insistir hasta tres veces en el mismo tema.

La cosa empieza con el “eso sí, no hemos escuchado ni una palabra de condena para los violentos que reventaron su protesta” de la presentadora tras resumir la opinión de los organizadores sobre lo ocurrido. Tras unas declaraciones recogidas en el acto la redactora añade “pero no condenan ni explican las agresiones salvajes que sufrió la policía”. La noticia se cierra con la opinión de los convocantes sobre la violencia en la actuación de los antidisturbios que es matizada con un “pero sólo la del lado policial”.

En la rueda de prensa que da pie a la noticia se dijo que los manifestantes heridos fueron 108, y no la treintena de la que se había venido hablando. También se habló de los heridos de gravedad: el que ya había perdido un testículo y el chico que finalmente ha perdido la visión de un ojo, según se ha confirmado hoy. Se denunciaba también que la única persona que continúa detenida lo esté sin pruebas.

Nada de esto tuvo espacio en la noticia. Tampoco el hecho de que el representante de las marchas condenase “sin paliativos” la violencia.

Yo lo que quiero es la versión oficial

En la noche del sábado La Sexta Noche mostraba algunas de las imágenes de agresiones a periodistas que empezaban a circular por la red. Tenían lugar después de una concentración sin incidentes cuando los periodistas intentaban grabar una detención a uno de los manifestantes cuando ya se estaba retirando.

Juan Ramón Robles, autor de las imágenes emitidas, entra en directo para contar lo que ha visto. El presentador del programa le pregunta si estaban identificados, si provocaron de algún modo a la policía, si sabe cuál es el detonante para que un policía salga corriendo detrás de un periodista y si la manifestación había sido pacífica. También se solidariza.

El grado de consenso entre los opinadores está muy lejos de ser el de días anteriores. A algunos de repente les da por contrastar y, suponemos que por costumbre, piden para poder dar bien su opinión la versión oficial. Otros hacen por relativizarlo hablando de “periodistas de medios pequeñitos” en este “incidente menor”. Solo uno de ellos considera que deberían todos condenar.

Y no hay tiempo para mucho más porque curiosamente lo que más tiempo ocupa en el debate respecto a la agresión a los periodistas es una pregunta que nada tiene que ver: ¿las libertades las trajo el PP o el PSOE? Un tema que había quedado pendiente antes de ver el vídeo y que, después de que el periodista cuente lo ocurrido, no tienen más remedio que retomar los tertulianos por alusiones.

Queda fuera una pregunta importante, mucho más que el estúpido mantra de condenar la violencia. ¿Lo de pegar a los periodistas que molestan son órdenes de la delegada del Gobierno o es simplemente un tema de dejar hacer? Y que cuándo dimite.

comentarios

1

  • |
    Pablo
    |
    Sáb, 03/29/2014 - 20:22
    Gran análisis. Ya me gustaría que alguien en mi entorno se molestara en leerlo para frenar el lavado de cerebro tan profundo que sufren. Es realmente frustrante la idiotez generalizada en la que los tiene sumidos la televisión.
  • Agregar comentario