Global
Análisis crítico de la actualidad jurídica
18
Feb
2014
12:34
El escrache a Soraya: la realidad imperceptible de solidaridad jurídica y judicial

Yo soy de las personas que cuando se trata de celebrar suelo estar de las primeras. Ahora por mi reciente maternidad mi manera de celebrar ha cambiado, sustituyendo la celebración de cañas con los compañer@s por la celebración de las palabras, y qué mejor manera de hacerlo sino escribiendo sobre lo que es toda una borrachera de pensamientos, ideas y trabajo colectivo en el resultado del proceso judicial del escrache a Soraya Sáenz de Santamaría.
 

Hablar única y exclusivamente con lenguaje técnico de los conceptos jurídicos que llevaron, en primer lugar al Juzgado de Instrucción nº 4 de Madrid, y posteriormente a la Sección 16ª de Audiencia Provincial de Madrid, a resolver en sendos autos que el archivo del escrache a Soraya Sáenz de Santamaría es conforme a derecho, no me parecía necesario para los lectores de este blog, y no lo digo porque no fueran a comprenderlo, sino porque me resultaba más real, acorde con lo efectivamente sucedido y novedoso, el contar cómo dicho proceso también conllevó una red de trabajo colectivo de compañeros y compañeras letrados y letradas que --contagiados por el espíritu de la PAH-- encontraron una manera de proyectar y militar con ellos en lo que fue el proceso judicial.
 

Debo trasladarme por tanto a cuando por parte de un compañero y letrado de la PAH, Rafa Mayoral, en abril del año pasado se me informó de la notificación que le había llegado a una compañera para ir a declarar en calidad de denunciada.

 
Ninguno nos podíamos imaginar que lo que considerábamos un acto de protesta pacífico por centenares de ciudadanos se tornaría en un proceso judicial con 12 denunciados; así que sin dudarlo, y conscientes y seguros de las respuestas, lo trasladamos a la asamblea de la comisión legal del 15 M así como a la comisión de derechos civiles y sociales de la Asociación Libre de Abogados.

 
Quienes formamos parte de estos colectivos y llevamos trabajando durante los dos últimos años contra la represión del Estado, esto nos pareció una vuelta de tuerca más: en este caso la denuncia estaba interpuesta por el marido de la Vicepresidenta de Gobierno relatando unos hechos que consideraba incardinables dentro de los delitos de coacciones, amenazas, reunión o manifestación ilícita, desórdenes públicos y desobediencia.

 
Efectivamente la respuesta fue masiva por parte de letrados y letradas llegando a resultar más compañer@s que denunciad@s y donde el reparto de tareas, labores de información, apoyo, comunicación, dio como resultado un trabajo colectivo maravilloso.

 
Después de practicadas diligencias de toma de declaración a los funcionarios de policía, al propio denunciante y a la madre de la Vicepresidenta, así como visionado de material de vídeo, el Juzgado de Instrucción nº 4 lo tuvo claro: auto de archivo ante la falta de indicio alguno de criminalidad.

 
Mediante el mencionado auto se desarrolla de manera profusa la inexistencia de acción violenta encaminada a impedir hacer algo que la ley no prohíbe u obligarle a hacer algo sea justo o injusto, que es lo que se denunciaba.

 
Tampoco hubo comportamiento desobediente como manifestaron los propios funcionarios del cuerpo de policía en sus declaraciones.

 
Llama la atención, y me parece reseñable, la diferenciación que se hace en el propio auto entre quebrantar la voluntad política de la Vicepresidencia y el LEGÍTIMO intento o deseo de influir en el criterio que puede realizarse por parte de los denunciados junto con los centenares de personas que ese día se manifestaron.

 
En definitiva, viene a decirnos que el conceptuar esta protesta social como un acto incardinable en algún tipo delictivo se escapa de toda lógica por cuanto se trata de una manifestación pacífica, legítima, constitucionalmente protegida y, lo que es mas importante, el objeto de la misma tiene por fin denunciar la violencia estructural del Estado con sus políticas de gobierno que han colocado a cientos de miles de personas en la calle.

 
El auto se recurrió por parte del Ministerio Público, curiosamente no por el denunciante, sino por aquél que debería ser garante del derecho de manifestación de los ciudadanos de a pie y que en este caso no comparte que el derecho fundamental se ejercite cuando se trata de poner en tela de juicio el comportamiento de responsables políticos del  presente Gobierno.

 
La maquinaria jurídica de los tres colectivos (Legal Sol, ALA y PAH) volvió a ponerse en marcha tejiendo de nuevo una red de solidaridad y de solvencia jurídica; presentando su más firme oposición a dicha decisión y al recurso interpuesto mediante diferentes escritos de impugnación.
 

La Sección 16ª de la Audiencia Provincial lo ha tenido claro y ha sido contundente: no existe indicio alguno de criminalidad en los hechos que se relatan en la denuncia y el atestado.
 

Pero ha avanzado un paso más, pues pudiendo no entrar en el fondo del asunto, dado que el recurso del Ministerio Público no solo no tiene fundamento alguno sino que se interpone fuera del plazo establecido; aun admitiendo por tanto la presentación extemporánea, pero “concurriendo evidentes razones de interés publico” para pronunciarse por los argumentos de fondo planteados por los recurridos, lo hace y, en sintonía con la clarísima y tajante argumentación del Juzgado de Instrucción, da una lección de derecho y realidad social.
 

Es mas que evidente que poco a poco las cosas van cambiando --y digo cambiando-- porque la Sección 16ª no tiene fama de ser una de las mas “progres” de la Audiencia Provincial, lo que nos alegra a los que trabajamos como operarios del derecho y consideramos que el trabajo colectivo de cientos de miles de personas en las calles denunciando determinadas conductas de lo que sí es violencia del Estado, tiene en cierta medida su recompensa aunque sea no criminalizándola,como se pretende desde algunos sectores.

 
La alegría no es solo por los dos autos en cuestión; mi alegría mayor es por ese tejido importante, necesario y enriquecedor para todas que se construye desde el trabajo realizado junto a mis compañer@s de Legal Sol, junto a los de ALA y los de la PAH y que como decía al principio de este artículo, contagiados por ese espíritu maravilloso de lucha que tienen los ciudadanos de a pie nos ha permitido hacer un trabajo que ha calado también en los jueces, mostrado la independencia (a veces dudosa) de  los mismos y que nos aporta un hilo de esperanza e ilusión para recorrer el largo camino que nos queda.
 

Seguimos…
 
“Solo la lucha hace justicia”
 
 
Ana Méndez Gorbea (Letrada de ALA y de la Comisión Legal Sol)
@anamgabog

comentarios

1

  • | |
    Jue, 02/20/2014 - 15:44
    Este post ha sido incluido en 15Mpedia: http://wiki.15m.cc/wiki/Soraya_Sáenz_de_Santamaría ¡Gracias por la información! :)
  • laconquistadelderecho

    Este es un blog coordinado por Red Jurídica Abogados, pero escrito por profesionales del mundo jurídico de distintas partes del Estado y con diferentes proyectos y opiniones respecto de las cosas que se cuentan en él. Con este blog intentamos pulsar, desde una perspectiva crítica, la actualidad jurídica y crear un marco conjunto para pensar cómo construir una justicia de los comunes.

    Tienda El Salto