Cuerpo
Para abrir los ojos ante la (compleja) realidad sanitaria (y socioeconómica) de nuestro entorno cercano (y no tanto)
10
Dic
2013
00:13
#Nosinevidencia
Por Médico crítico

El Ministerio de Sanidad, en su empeño por entrar en los anales del monguerismo ministerial, se ha metido en un buen jaleo al anunciar la regularización de 19.000 preparados homeopáticos que estaban en un limbo legal. Una buena contextualización de esta medida y de sus porqués (ajustar la legislación española a la europea) se pueden leer en las entradas de Vicente Baos "Regular la nada homepática" y "Agitando el agua homeopática". 
A raíz de estas medidas, un grupo de médicos han puesto en marcha un manifiesto llamado "No sin evidencia", que se puede leer en la web http://nosinevidencia.wordpress.com/. Resaltamos a continuación los cuatro puntos con los que cierra el manifiesto:
 
Por lo tanto, solicitamos:
 
1.     Que no se apruebe ningún tratamiento que no haya demostrado, mediante ensayos clínicos reproducibles, unas condiciones de eficacia y seguridad al menos superiores a placebo. La regulación de unos supuestos medicamentos homeopáticos sin indicación terapéutica es una grave contradicción en sí misma y debe ser rechazada. Si no está indicado para nada ¿para qué hay que darlo?
2.     Que la AEMPS retire de la comercialización aquellos fármacos, de cualquier tipo, que pese a haber sido aprobados, no hayan demostrado una eficacia mayor que el placebo o que presenten unos efectos adversos desproporcionados.
3.     Que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el resto de autoridades sanitarias persigan a aquellas empresas que atribuyen cualidades curativas o beneficiosas para la salud a sus productos sin haberlo demostrado científicamente.
4.     Que el Consejo General de colegios de Médicos de España / Organización Médica Colegial, en cumplimiento del artículo 26 del Código de Deontología Médica, desapruebe a los facultativos que prescriban tratamientos sin evidencia científica demostrada.
 
 No podemos estar más de acuerdo con el manifiesto, y así lo manifestamos, pero hemos de comentar algunos aspectos que no acabamos de ver claro cuando se aborda de forma general el tema de la homeopatía y de otras terapias pseudocientíficas -y conste que no comentamos esto en relación con la mencionada iniciativa, sino que basta con buscar "homeopatía e idiota" en internet para ver los problemas de pedagogía que tenemos desde la ortodoxia científica-:
 

  • La idiotización del usuario nos parece una actitud deontológicamente reprobable y humanamente execrable. Colocarnos en una posición de superioridad moral a través del uso del método científico no nos parece una forma ética ni efectiva de abordar la utilización de terapias pseudocientíficas por parte de la población.
  • No hemos de olvidar que multitud de médicos prescriben engaños remedios homeopáticos a sus pacientes. Es ahí, en el regulador (ministerio) y el prescriptor (médico o relacionado) donde hemos de poner el énfasis de la crítica.
  • Como dice el manifiesto de #nosinevidencia, los criterios de efectividad y seguridad deben aplicarse no solo a los compuestos homeopáticos sino igualmente a cualquier prestación terapéutica o diagnóstica aprobada y financiada por parte del Sistema Nacional de Salud. Defender medicamentos sin efectividad comprobada y denostar la homeopatía es transmitir que el único chiringuito pseudocientífico que nos vale es el nuestro.
  • Tenemos que preguntarnos por qué los pacientes acuden a terapias pseudocientíficas como alternativa a los tratamientos científicamente avalados. ¿qué aporta el homeópata frente al médico alópata? A este respecto podemos hacer referencia a la serie "El mentalista", donde se muestra muy bien cómo son criterios de mera observación y empirismo los que al disfrazarse de artificios y mercadotecnia pueden pasarse como "extraordinarios" o "sobrenaturales"...

 
Como perla final, os dejamos un vídeo en el que se puede ver claramente quién padece y quién se lucra vendiendo humo.
 

P.S: al final, cuando uno conversa sobre estos temas -y he de confesar que la conversación la suelo tener con gente que tiene muy claro que la homeopatía no es una opción válida- siempre me queda la sensación de que en las facultades de medicina nos hace falta aprender a pensar en torno a un par de preguntas: "¿es la ciencia la única forma de conocimiento válido?" (en su defecto: ¿sólo podemos obtener conocimiento válido para la medicina a partir del conocimiento científico?) y "cuando no disponemos de pruebas de la efectividad de un tratamiento, ¿podemos afirmar que no funciona o simplemente no podemos afirmar que funciona?"

comentarios

6

  • |
    Nosinresultados
    |
    Dom, 12/15/2013 - 12:04
    Para JLU. Si supieras de qué hablas sabrías también que sólo algunas diluciones no contienen principio activo, así como que si bien no hay evidencia científica probada (término que empieza a parecer bastante obsoleto teniendo en cuenta que hay sistemas que no se corresponden con un simple 2+2=4) sí hay evidencias de que funciona. Y muchísimas. www.spandidos_publications.com/ijo/23/4/975
  • |
    JLU
    |
    Vie, 12/13/2013 - 20:05
    Gente pro-homeopatía: no os enfadéis. La homeopatía no contiene ningún ingrediente activo y se sabe bien que sus efectos son solo los del efecto placebo. Los que hayan probado la homeopatía y se hayan sentido mejor o se hayan curado después de tomarla no son idiotas.Si os sentís mejor es por el efecto placebo. Y os curáis porque el cuerpo sabe ocuparse de sí mismo y se arregla en la mayoría de las ocasiones. No entendáis el artículo así, no parece que quiera atacaros. Además lo dice muy claro, no quiere culpar al usuario o declararlo discapacitado intelectual, sino alertar de que las administraciones públicas han decidido regular la homeopatía cuando se ha probado que la homeopatía en sí misma no funciona. No hay ataques personales, no os enfadéis: hay mucha información sobre como verificar la realidad de los resultados de un experimento y sus causas. Si tenéis curiosidad, acudid a esa información y luego comprobad como se investiga la homeopatía. Los autores del post seguro que os pueden remitir a muchas fuentes de divulgación. Pero no os sintáis atacados, el post no se dirige a vosotros sino a quien, como poder público, debería conocer en profundidad toda esa información y la ignora.
  • |
    Nosinresultados
    |
    Mié, 12/11/2013 - 19:57
    Me encanta leer por fin a alguien que, aún manteniendo una postura distinta a la mía y a la de tantos otros, sabe ver la parte más lamentable, a mi entender, de la medicina convencional: SU ACTITUD. Hay otra cosa que me indigna más todavía y es esa manera de pintar al homeópata como al protagonista de una novela picaresca, buscavidas cuya ocupación es única y exclusivamente engañar y robar a un 'cliente' Debe ser eso lo que les enseñan cuando deciden estudiar homeopatía.  'Este año estudiaremos:1. Como inventarnos nombres extraños. 2. Como hacer ver que nuestro cuestionario es relevante. 3. Como sacarle el dinero a un ignorante desesperado.' Es lamentable. Muy lamentable. Esta gente cree a ciegas en lo que hace, y además la mayoría de ellos tienen a sus espaldas las mismas carreras de medicina estudiadas en las mismas facultades. A estas alturas, para mí la única evidencia válida, es el resultado. Todo lo demás, siempre está por ver, ya deberíamos saberlo. No llevamos 4 días de evolución, progreso y SORPRENDENTES DESCUBRIMIENTOS QUE JAMÁS HUBIÉRAMOS IMAGINADO...
  • |
    silvia_
    |
    Mié, 12/11/2013 - 19:47
    Qué triste tanta ignorancia respecto a la homeopatía. En las facultades de medicina necesitáis alguna asignatura que ayude a pensar y a cuestionar las formas de producción del conocimiento. Si las personas estamos dejando de usar la medicina convencional es porque en muchos casos no funciona. Por ejemplo: muchas mujeres hemos sido expulsadas del sistema médico porque hay un desconocimiento absoluto del funcionamiento específico del cuerpo femenino. Necesitamos, queremos, deseamos, una medicina capaz de escuchar, de entender el cuerpo de manera holística y no fragmentada, que considere la relación entre  el medio en el que vivimos con nuestra salud, que no sobremedique ni de palos de ciegos. Como la medicina actual no es esto (excepto honrosas excepciones), acudimos a otros sitios donde encontramos respuestas. La homeopatía, la naturopatía, el reiki o las terapias energéticas puede que no estén validadas desde los parámetros de la ciencia eurocéntrica, pero funcionan, curan a las personas (y no por sugestión o placebo). ¿Qué es que esté probada su validez entonces? ¿No lo es que miles de personas nos curemos gracias a ellas? Creo que todos los que estáis suscribiendo este manifiesto, con matices o sin ellos, el día que os veáis ante una enfermedad, vuestra o de alguna persona cercana, que la medicina convencional no sabe curar, y probéis las medicinas alternativas, os sentiréis realmente absurdos de haber podido defender esto alguna vez en vuestra vida. Mientras que en países europeos se avanza en incluir la homeopatía en los sistemas de salud, en España, siempre a la altura de las situaciones, vamos en dirección contraria. Me pregunto qué papel juegan las farmaceúticas en esta nueva ofensiva y qué juego les estamos haciendo. Por último, consejo: en la facultad, además de leer libros escritos por autoridades masculinas, debéis a) observar la realidad, partir también de la experiencia; b) consultar estudios hechos por mujeres, también por médicas feministas; c) ampliar siempre el conocimiento, aún con cosas que escapen a lo que nos han enseñado. El saber no es seguir una verdad impuesta a priori, defendida a capa y espada por una autoridad científica, sino ser capaz de interrogar lo que se nos muestra como tal. Ese es el motor del conocimiento y lo que puede hacer que la medicina convencional sea un lugar al que acudir y no del que huir. 
  • |
    Alfredo
    |
    Mié, 12/11/2013 - 12:38
    Vaya con los médicos, que bien adiestrados están por los laboratorios farmacéuticos. Lo científico es ir cortándonos a trocitos hasta que ya no haya nada que cortar y entonces nos matan, porque curar, lo que se dice curar, no saben Pero da igual, como es científico...
  • |
    anders 11
    |
    Mié, 12/11/2013 - 10:48
    lo único que puedo decir es que me he ido al homeópata y me ha ayudado no se exactamente si con los globuli o con su manera de examinarme a fondo de hablar con migo durante más de una hora. también me hicieron acupuntura que fue lo único que me ayudo contra unos dolores de cabeza cronicas y eso después de haber pasado por varios médicos que probaron sus cientificamente aprobados medicamentos, algunos de ellos me dejaron verdaderamente hecho polvo. en alemania esta la homeopatía y la acupuntura aprobada por la mayoría de las seguridades sociales y se paga el tratamiento. algo bueno tienen que tener.
  • Médico crítico

    Somos un grupo de médicos (jóvenes que van dejando de serlo) de diferentes lugares de España que, tras compartir pasados comunes de asociacionismo utilizamos este blog como espacio de reivindicación y toma de conciencia para hablar sobre medicina, sanidad, salud y sus determinantes sociales y económicos.