Cuerpo
Para abrir los ojos ante la (compleja) realidad sanitaria (y socioeconómica) de nuestro entorno cercano (y no tanto)
21
Ago
2014
20:39
De la propiedad de los cuerpos.
Por Médico crítico
(por Vicky López) 

Tenía 5 años, la primera vez que un niño me levantó la falda. Creo que 6 la primera vez que jugaron a pellizcarme el culo. A partir de los 12, comencé a sufrir las miradas lascivas de hombres que con olor a vino y con un cigarro en la mano gritaban cosas que yo aún era incapaz de entender.

 
Para qué continuar con lo que vino después. Llegó la adolescencia y la moral vacía que te habían enseñado toda la vida. Sin saber porqué, tú evitabas a toda costa ser tocada pero no porque tu cuerpo te pertenecía, sino porque pertenecía a Dios, a tu padre, a tu hermano o a cualquier otro agente de socialización que te imponía ser casta y pura. Durante años andas confundida, dando vueltas en espiral alrededor de mandatos, normas e imposiciones que se entremezclan con amagos de rebeldía e inconformismo que te hacen caer en la culpabilidad y en la repulsa social.
 
Un día normalizas que tu cuerpo no es tuyo. Tal y como dice Foucault, tu cuerpo está inmerso en un sistema político, donde las relaciones de poder que operan sobre él, le obligan a ejecutar unas ceremonias, a convertir tu cuerpo en un “cuerpo dócil” mediante disciplinas corporales que no están en los agentes de socialización (escuela, familia, iglesia…) sino en todas partes, ocultas como manos invisibles que te dan forma a su antojo.
 
Estas disciplinas te atrapan, te enjaulan y te culpabilizan. Aquellas disciplinas hechas para justificar su violencia. Y día tras día, van pasando los años; evitando miradas, esquivando sombras en la noche, lanzando sonrisas sin contenido aparente y sobre todo evitando tropezarte  con aquella culpabilidad irracional que la sociedad patriarcal te imprime ante el más mínimo asomo de autonomía. “Miras hacia atrás cuando caminas, no vayas sola por la calle, no lleves minifalda solo cuando tu chico te lo pida… (ver las Recomendaciones para evitar una violación hechas por el Ministerio del Interior).
 
Y cuando pones la televisión encuentras que hace 2 días  violaron una chica en la Feria de Málaga, los “presuntos” violadores quedan libres y su alcalde declara que “una violación son cosas que pasan” , que León de Riva declara que “le da reparo subir en un ascensor por miedo a lo que pueda pasar” ante una denuncia de violación de una joven en Valladolid, que hace 6 días mataron a otra mujer víctima de lo que Ana Botella llama violencia doméstica (como si fuese un accidente casual)… Y entonces, miras atrás y piensas en todas las veces que bajaste la cabeza ante cualquier palabra que ellos catalogan como “piropo” pero que a ti te expropia el alma, en cada vez que tuviste que decir NO a gritos en una discoteca porque “cuando una mujer dice no quiere decir sí”, en cada vez que te cambiaste de ropa en casa pensando en qué reacciones no querías provocar…
 
Y de los más profundo y abigarrado de tu alma, te sale un sonoro: BASTA! Que te rompe, te resquebraja en mil pedazos intentando rehacer esa identidad que no te dejaron construir, intentando reconocer ese cuerpo que te expropiaron, intentando reabrir heridas para ver si la sangre las saca del anonimato. Y entonces te reconoces, dentro de la sociedad de la violencia normalizada, donde el acoso no está penado y se camufla detrás del halago, donde las violaciones se esconden detrás de  relaciones sexuales consentidas “a medias”, donde la utilización de los cuerpos de las mujeres como objetos de consumo se muestran tras vallas publicitarias, donde los micromachismos siguen siendo una invención de unas pocas feminazis que “lo que necesitan es un buen polvo”…  

Y te da tanto asco, que decides escribir esto en una tarde de Agosto a ver si visibilizando nuestra rabia e indignación conseguimos hacer retroceder a la cultura de la violación. Cuando una mujer dice no es no! Basta ya de violencia patriarcal! 

comentarios

8

  • | |
    Mié, 08/27/2014 - 15:05
    Te aplaudo. Sólo eso. Yo también grito basta.
  • |
    LunaMoon
    |
    Dom, 08/24/2014 - 05:09
    Es cierto que las desigualdades son innumerables pero se originan y basan en la desigualdad de género (que no de sexo, la diferencia sexual es un hecho evidente y material, la diferenciación y desigualdad de género es un hecho social. Confundir y equiparar sexo y género es uno de los problemas en estas cuestiones: en sexo somos diferentes, en género esta diferenciación se califica automáticamente y genera desigualdad). La desigualdad de género es algo universal: la sufren todos los seres humanos porque el hecho de nacer te coloca automáticamente en uno u otro bando, quieras o no quieras. A la vez, sienta las bases y el modelo para cualquier otra situación de desigualdad . Es por esto que la desigualdad de género no es lo mismo que cualquier otra: es el origen de cualquier otra. Como seres humanos podemos o no sufrir distintas desigualdades pero de la que no vamos a escapar nunca es de la de género. Diluir esta realidad con "hay otras desigualdades" nos aparta de lo fundamental: si invalidamos la desigualdad de género, desmontamos todas las demás. Y otra cosa: todos los seres humanos sufrimos esta desigualdad , incluso los que (aparentemente) se benefician con ella (los varones), que al final son víctimas de víctimas. Y, aún así, no hay que confundir víctima con verdugo, ni entrar en buenismos bienintencionados y equidistantes. Personalmente, recomendaría a Luis Bonino y cualquiera de sus artículo sobre microMachismos.
  • |
    Yomisma
    |
    Sáb, 08/23/2014 - 18:58
    Es cierto hoyos9, que los niños varones son un colectivo con riesgo a sufrir abusos y violencia, dado que pertenece a la infancia, sector social expuesto e indefenso donde los haya. Sin embargo los porcentajes de ese riesgo comparados con los de sus congéneres femeninos no son iguales ni parecidos, consulta cualquier estudio o estadística seria. También, si eres de pobre, persona mayor, con algún tipo de discapacidad, de una minoría étnica o no nativo del país, ten por seguro que tienes más billetes para que te toque la lotería. Las desigualdades se suman, y entiendo que en este artículo lo que se prendía era resaltar la desigualdad de género, que es evidente. Podríamos empezar a enumerar otras innumerables condiciones para la vulnerabilidad, pero entonces se perdería el foco, ¿no crees?
  • |
    Roxi
    |
    Sáb, 08/23/2014 - 18:42
    Hoyo con todo respeto quería preguntarte si has leído bien todo el artículo? si después de haberlo leído pudiste hacer el ejercicio de pensar a cuantas mujeres que conoces (o tu misma si eres mujer) le ha pasado algo parecido o si le sigue pasando? Cuantos casos de violación a hombres por parte de una mujer conoces o has escuchado o leído en algún lado y cuantos en el caso contrario, de un "hombre" hacia una mujer? (y si el resultado te da un abismo de diferencia entre mas casos de hombres que violan mujeres, que viceversa, no te surge la pregunta de por que?) A tu alrededor (y con una mirada global también) observas que los cargos de más poder están ocupados por hombres o por mujeres? después de responder pregúntate por que?  A tu alrededor (inclusive en tu propia infancia) notabas que eran más los casos en que los niños tocaban a las niñas o les levantaban la falda, que al revés? por que? Bueno así podríamos hacer un sin fin de preguntas más y su correspondiente por que? El caso es que la perspectiva de género es indispensable y no está para nada desfazada por qué la educación que nos atraviesa es fundamentalmente machista y reproduce en todos los ámbitos la opresión de un género sobre otro (el masculino sobre el femenino). También me pregunto por qué se cuestiona tanto a las mujeres que alzan la voz y denuncian toda esta violencia machista cotidiana. Por que te parece que el relato y la experiencia que denuncia la persona que escribe la nota, está desfazada? Es desfazado denunciar la violencia patriarcal?  
  • |
    lucia
    |
    Sáb, 08/23/2014 - 13:45
    Hoyos9. Tienes razón en decir que los niños son tan inocentes como las niñas, lo malo es que estás acciones de los niños se aplauden porque es un machote, se les ríe la gracia y es ahí donde comienza la desigualdad. Los niños, machotes, no lloran, y se les permiten cualquier cosa. Por supuesto que los niños son inocentes, pero el enfoque de la educación no es inocente ni sana, al reir-les las gracias del pequeño machote, se le está enviando mensajes machistas. Ellos pueden tocar, levantar faldas a las niñas... y un largo etc que las niñas no suelen hacer y si lo hicieran sería reprendidas. Imagina a una niña, tu hija, tu sobrina, tu hermana, da igual, a una niña pequeña e inocente bajándole los pantalones a un niño y le pellizque el pene, o el culo... La niña sería reprendida porque las "niñas no hacen esas cosas" Se están dando dos mensajes; el primero es muy claro, la niña es mala porque ha echo algo que no está bien por ser una niña. El segundo, evidente; Solo los niños pueden hacer esas cosas ¿no hay aquí una clara discriminación? Nadie dice que los niños y niñas no sean inocentes, si lees entre líneas, entenderás que no es el niño o la niña en cuestión, es la sociedad machista en la que estamos inmersos. Me parece absurdo defender lo indefendible. ¿No crees que la mujer ha estado sometida durante toda la vida y que efectivamente se necesita defender sus derechos desde su género? El pensamiento machista no se podría erradicar sin esta libertad que pedimos específicamente para la mujer como genero femenino y creéme, para nada está desfazada, aún queda mucho por hacer, mucho por limpiar para que TODOS, HOMBRE Y MUJERES, SEAMOS IGUALES EN DERECHO Y LIBERTAD
  • |
    Blancarh
    |
    Sáb, 08/23/2014 - 02:30
    No lo creo. Que a los niños hay que protegerles de los abusos, está claro. Que los niños pasan por lo mismo en cuestión de abusos, ni de coña. Pero ni en la infancia, ni en la adolescencia, ni en la edad adulta ni en la vejez. Lamentablemente, la situación de las mujeres nunca es igual que la de las hombres; ojalá lo fuera... Lo de siempre, que lo suyo sería que los padres enseñaran a sus hijos a no violar, en vez de proteger a sus hijas de ser violadas y preocuparse tanto cuando salen de casa. Esa actitud hiperprotectora refuerza la idea de que "los hombres son así" y por eso las mujeres tienen que tener cuidado para no ser atacadas. Todo muy lamentable. Y lo de León de la Riva, directamente vomitivo.
  • |
    Di
    |
    Sáb, 08/23/2014 - 01:36
    La violencia sexual es parte fundamental del ptriarcado, incluso teóricos de la masculinidad hablan de la violencia de otras subjetividades que no son mujeres a través de la feminización de los cuerpos. Es un problema de patriarcado la vilación y abuso sexual de menores, que no quieras verlo de esa forma o pienses que es ajeno es otra cosa. 
  • |
    hoyos9
    |
    Vie, 08/22/2014 - 17:52
    Solo un matiz quizas no importante desde una vision parcial, y es que no solo hay que denunciar y luchar por proteger los derechos de las mujeres. Los hombres cuando son niños son tan indefensos y fragiles como una niña y pasan por lo mismo en cuestion de abusos y violencia.  La defensa desde una perspectiva de genero de las personas creo que está defasada para luchar por las libertades y derechos de los mas desfavorecidos.  
  • Médico crítico

    Somos un grupo de médicos (jóvenes que van dejando de serlo) de diferentes lugares de España que, tras compartir pasados comunes de asociacionismo utilizamos este blog como espacio de reivindicación y toma de conciencia para hablar sobre medicina, sanidad, salud y sus determinantes sociales y económicos.

    Tienda El Salto