Cuerpo
Para abrir los ojos ante la (compleja) realidad sanitaria (y socioeconómica) de nuestro entorno cercano (y no tanto)
01
Jun
2014
21:36
Estatinas: hasta que la muerte nos separe.
Por Médico crítico

Yo, Antonio, te quiero a ti, atorvastatina, como esposa y me entrego a tu, y prometo serte fiel en las alegrías y las penas, en la salud y la enfermedad, todos los días de mi vida, hasta que la muerte nos separe.

Muchas personas, cuando un médico les receta un medicamento, piensan que éste será "para toda la vida".
Muchos médicos, cuando recetan un medicamento al paciente, piensan que éste será "para toda la vida".
 
Por ello de vez en cuando tienen que salir artículos como éste que comentan en el blog de JAMA.
 
 
"El uso de estatinas puede interrumpirse cuando existe una enfermedad terminal, afirma un estudio".
 
Parece una cosa obvia que cuando la expectativa de vida es muy corta no tiene sentido tomar medicamentos que no van encaminados a curar, sino a prevenir una hipotética enfermedad en una vida que no va a existir. Sin embargo, muchos médicos siguen recetando hasta la (pretendida) eternidad estos medicamentos "por si acaso".
 
El "por si acaso" igual vale para mantener los fármacos para la osteoporosis en una paciente de 90 años encamada y con demencia que para tomar homeopatía como coadyuvante de un cáncer de pulmón. "Por si acaso le vamos a hacer un TAC/RM/Imposición-de-manos/analítica-de-todo/..."
 
En el caso de las estatinas (fármacos para bajar las cifras de colesterol) y las personas que se encuentran en los últimos momentos de su vida la situación es más llamativa. No solo no tenemos claro que estos medicamentos tengan alguna utilidad en ancianos (Zoungas 2014), sino que además sabemos que el papel de la hipercolesterolemia en la aparición de ictus en ancianos es muy discreta (Byatt 2014); para colmo, las estatinas son consumidas por un notable porcentaje de ancianos en situación de corta (muy corta) esperanza de vida (Un 19.4% de los pacientes incluidos en el estudio de Barceló 2013).
 
En el año 2013 se publicó un boletin INFAC llamado "No hay medicamentos 'para toda la vida'". No hay que esperar a una situación de enfermedad terminal para replantearnos qué medicamentos no son necesarios para el paciente y le aportan menos de lo que le perjudican.
 
Las frases como "este medicamento es para toda la vida" forman parte del lenguaje mesiánico de la medicina heroica que se atribuye las vidas salvadas, resucitaciones logradas y otro tipo de vueltas lingüísticas para hacernos pasar de la medicina de cabecera a la medicina de altar y púlpito. La próxima vez que salga un artículo como éste comentado en alguna revista de gran impacto en vez de sorprendernos y decir "ya te lo decía yo" ojalá la reacción generalizada sea "pues claro, eso ya lo llevamos haciendo mis pacientes y yo mucho tiempo".

comentarios

0

Médico crítico

Somos un grupo de médicos (jóvenes que van dejando de serlo) de diferentes lugares de España que, tras compartir pasados comunes de asociacionismo utilizamos este blog como espacio de reivindicación y toma de conciencia para hablar sobre medicina, sanidad, salud y sus determinantes sociales y económicos.