Saberes
Memoria de aquellos que resistieron al Franquismo después de la guerra.
09
Ene
2017
11:48
Partida de Antonio Machuca
Por Imanol

 

 Perfil de la Sierra Blanca sobre la localidad de Marbella.

 Partida dirigida por el libertario Antonio Machuca Ortiz, quien se  echó al monte en 1937 tras los fusilamientos en febrero de sus hermanos Alonso y María, así como el de su cuñado José Ramos a manos del nefasto capitán de la guardia civil Gómez Cantos. Junto a Machuca, encontramos a varios militantes más de la CNT de Marbella, José Rueda Duarte “Gorrión”, Antonio Salas Urda “Ubillo”, José Sánchez Infantes y Juan Ruiz. Posteriormente, al finalizar la guerra se unirían también Antonio Toro Aguilar y Antonio Ravira Sánchez. En uno de sus lugares de estancia, la Mina de Buenavista también convivían con Joaquín Gil Fernández “Palmero”, Francisco Magariño Machuca, José Gómez machuca “Regordito” y Miguel Sánchez López “Cañavera” quienes posiblemente también formaran parte del grupo, sino a tiempo completo, por lo menos parcialmente. Su lugar de actuación fue la Sierra Blanca, en la que coincidieron con partidas mayoritariamente libertarias de los pueblos de Ojén, Istán y la propia  Marbella.
  Antonio machuca ya había estado encarcelado antes de la guerra, acusado de haber participado en el atentado contra el alcalde de Marbella, siendo un activo dirigente de la CNT y habiendo pertenecido durante la guerra al Comité de Investigación y Vigilancia de Marbella.
  De su estancia en la sierra tenemos pocos datos, sabemos que el 23 de abril de 1938, mientras tenían su cuartel provisional en la Mina de Buenavista fueron sorprendidos por una patrulla de la guardia civil que había sido guiada por un falangista local. Tras el tiroteo pertinente, un guardia resultó herido y por parte de los huidos quedó muerto José Sánchez, siendo su cadáver expuesto a escarnio público para aviso a los posibles enlaces.

Foto encontrada al guerrillero caído José Sánchez Infantes.

  Con el final de la guerra se integran en el grupo Antonio Toro y Antonio Ravira, habían salido de Madrid el 4 de abril, llegaron a la Sierra Blanca el 21 del mismo mes. Poco después varios de los huidos que permanecían en la sierra empiezan a planear su marcha a Gibraltar, la idea es llegar hasta el término de San Roque y desde allí pasar a nado hasta la colonia británica. El 6 de julio de 1939, 16 echados al monte llegarán a las playas del peñón con sus respectivas armas tras el largo chapuzón. Entre ellos, varios de los componentes de la partida como Antonio Toro, Antonio Ravira, José Rueda, además del propio Machuca. Varios de ellos pasarían después a Francia.
 

   "Gorrión", Antonio Machuca, Antonio Toro y
     dos compañeros suyos ya en el exilio francés.    

  De los restantes miembros del grupo, los que se negaron a pasar a Gibraltar, su suerte fue diversa, en marzo de 1941, dentro de una bajada masiva de la sierra de 17 guerrilleros a lo largo del mes, se entregan a la guardia civil Antonio Salas y Francisco Magariño, junto a ellos, varios libertarios más de Marbella.
  Ese mismo mes de marzo, fueron detenidos en una batida “Regordito” y “Cañavera”, acusados de la muerte del guardia Alberto Prieto y de las heridas graves de su compañero Antonio Sánchez, el anterior mes de febrero en la “Loma del Retamar”. Ingresados en la cárcel de Málaga serían fusilados en septiembre de 1942.
  Ya solo quedaba de la partida Joaquín Gil, que aguantó mucho tiempo por los montes marbellíes. En junio de 1943 amenazó al farmacéutico Juan Lavigne y le pidió 25000 pesetas, de las que se entregaron 17000 que nunca llegaron a las manos de “Pamero” pues el rescate fue “encontrado” por tres niños de la zona. En junio del 44 participó junto a otros guerrilleros en el secuestro al vecino de Ojén Juan Villarubia. La movilización que realizó la guardia civil para liberar al secuestrado acabó con la vida de Joaquín Gil el 30 de junio, un día después del secuestro y con las heridas que provocaron el posterior fallecimiento de Manuel Granados “ el Dios”, de Istán.   

Manuel Granados Domínguez, en la sierra de Istán.

  Con la muerte de estos guerrilleros no acababa la resistencia en la Sierra Blanca, pues por allí siguieron merodeando las partidas de Ojén e Istán, pero eso ya es otra historia que no contaremos hoy.

Fuentes: Los últimos de Sierra Blanca (Lucía Prieto), Los días de la ira (Lucía Prieto),  http://malaga.cnt.es/IMG/pdf_joveneslibertarios.pdf y http://losdelasierra.info/

comentarios

0

Agregar comentario

Imanol

Saludos a tod@s y bienvenid@s a este intento de investigación, difusión y discusión sobre la guerrilla antifranquista en general y la libertaria en particular. Invitaros a corregir, ampliar o rechazar las cosas que poco a poco se irán colgando, pues espero que con vuestra colaboración, podamos aprender y tratar de rescatar esta memoria olvidada y mal enterrada, para devolverla a la luz y a la vista de tod@s. Salud.