Global
Pensando desde el sur, construyendo nuestra Andalucía
28
Dic
2016
21:06
Carta abierta al ciudadano Borbón. Óscar Reina, Portavoz Nacional del SAT.
Por Pensar la tierra

28 de diciembre de 2016, parece una inocentada, pero no lo es.Como ya hiciera mi estimado y respetado compañero Gabriel Rufián, me veo en la necesidad ética y moral de escribirle públicamente a usted, que se autoproclama rey de españa, con la intención de recordarle y señalarle varias cosas, que bajo mi punto de vista, obvia u olvida de una manera muy descarada e injusta.

España, su españa, esa palabra grandilocuente y altisonante que utilizan para realzar la grandeza de la vergüenza más absoluta.
¿Vergüenza?  Sí vergüenza, de ser un estado cárcel de pueblo, que condena y encarcela personas por reivindicar un reparto más equitativo de la economía mundial; que reprime a quien pacíficamente quiere ejercer su derecho a decidir; que multa y encadena a quien genera la contradicción de un sistema avaro, perverso, como el capitalista que no funciona, y que fomenta tropelías, como la muerte de los 3 temporeros en Ruz, Andalucía, que fomenta y consiente barbaridades como el terrorismo machista, o las 7.000 muertes por pobreza energética que se dan de media en "nuestra españa" al año.
"Nuestra españa", la de la emigración de la juventud más preparada de nuestra historia; la de nuestr@s abuel@s sin pensiones; la de enferm@s de Hepatitis sin fármacos; la del recorte en sanidad y educación,...

Digo "nuestra españa", desde exigir que el pueblo hable, pidiendo como pido la independencia y la soberanía de Andalucía y el resto de pueblos hermanos que así lo requieran, porque no creo en ese ente (españa) que se autodenomina como tal y  formo parte de ese pueblo empobrecido y amartillado  a costa de la grandilocuencia de su españa, esa españa añorante del pollo repugnante, que asesinó a la tricolor, legítimamente elegida por las urnas, Golpe de Estado del que usted, don borbón, es nieto, y no dejaré de citarlo como tal porque es la verdad, porque usted también es culpable y cómplice, ...

Culpable y cómplice, sobre todo cuando sigue negando con su discurso la Realidad roja, sometida a golpe de ley, sangre y llanto de una españa al servicio de su condición real de sangre azul.

Sangre azul, ..., que se da dos de pecho de españolismo mientras evade impuestos. .. Por cierto, dele recuerdos a su cuñado, "el del caso Nóos", o a su hermana, "la olvidadiza", o a su padre "el de la escopeta", esa misma escopeta que mata igual hermanos que elefantes, con dinero de "tus" españoles, por supuesto. ..

Siga haciendo honor a su hermana, y siga olvidando en sus discurso la otra españa, la Real con mayúsculas, la del nombre propio, la del currante, la de la trabajadora, la de la sangre roja, la del sudor que usted nunca derramó, la del derecho a decidir, la de la soberanía, la de la libertad, la que tiene una deuda histórica, que algún día salvará, salvaremos, ....

Tenga por supuesto, que con todo el amor al género humano daré mi vida junto a la de miles de olvidadas, para que esta vez, el que emigre sea usted y toda la casta de polític@s corrupt@s, y creemos de una vez una República de Repúblicas Populares y Soberanas, donde sean los pueblos y las personas quienes decidan hacia donde llevar sus vidas.

Yo también rajé su foto, y lo haría una y mil veces, porque usted para mí no significa nada, y por el contrario, el PUEBLO, lo significa TODO.
POR UNA LEY, UN ESTADO AL SERVICIO DE LAS PERSONAS,  y no lo que tenemos ahora.
Ni reyes, ni súbditos, ¡Viva Andalucía Libre!

Venceremos.

 

comentarios

1

  • |
    Jm
    |
    Jue, 12/29/2016 - 14:35
    Suscribo cada línea, cada letra y cada sílaba de la misiva. Todo mi apoyo y admiración por tu valentía, compañero.Salud y República!
  • Pensar la tierra

    Pensar la tierra es un espacio abierto de reflexión, debate y análisis del contexto de las luchas sociales rurales y los movimientos de transformación desde el campo en Andalucía. Pensando desde el sur, junto  al resto de luchas y pueblos que entienden sur como rumbo de emancipación. Construyendo nuestra Andalucía desde sus luchas, sus latidos y sus sueños de tierra y libertad, sabiendo que hay ya un mundo que nace a cada paso de un pueblo que camina.

    Tienda El Salto