Humor
Los caídos del 78
08
Abr
2015
18:00
Rosa o el síndrome de la quemada
Por Rastas en el Congreso

Por la Dra. Schmidt


Hoy entra con fuerza en nuestra galería de achicharrados alguien que nunca debió salir del PSOE vasco para crear UPD (Un Partido Delirante). Alguien cuyo color corporativo debería cambiar del fucsia a un tono tostada churruscadita, tono afín a un partido que apesta hoy día, no sólo a cloaca neocón ideal para votantes de PAU, sino a puñaladas chespirianas, a militantes crispados que, como Bender de Futurama, piensan obsesivamente y con los dientes apretados y espumarajos en la boca, en vez de “Matar humanos”: “Expul­sar a Rosa-Expulsar a Rosa”. Pero, ey, chicos, ala crítica, pandilla de Judas, hijos vengadores, os recuerdo que vuestro partido es... ¿de color rosa? ¿Qué creéis, que esto es como cuando el Madrid cambia la equipación (ups, también rosa)? Centraos ya, hombre, dejar de pelearse, disolveos e uníos a Ciudadanos (a mí el pazguato que han puesto en Andalucía me da mucha confianza). Pero, ay, qué penica da ver tambalearse por los cimientos a este proyecto ilusionante que nos hizo ver aTÓNItos cómo uno de los peores actores de la historia del cine patrio se convertía en uno de los peores oradores del ruedo político (esta cita te encantaría, Rosa, tú que puedes ser taurina y antitaurina en una misma entrevista), que cita más que habla, que abre sus comparecencias con un “Como dijo Manuel Azaña: ¡Hola!”, pero, ¡perdón!, que hablábamos de Rosa. Es que, sin duda, Rosa, tu partido está tan repleto de bizarros figurones que es difícil hasta centrarse un minuto en ti. Porque tú eres, como dirían los posmodernos, puro contexto. Y el contexto es el nuevo contenido. Has dado tanto a este país absurdo: una tábula rosa de la política, la ­invención de la rueda liberal, el aporte de las mechas progres a este estado de cosas quemado. Lo peor es que tú, Rosa, llegaste a ser algo un día, allá por 2011. Llegaste a ser el más prometedor de los significantes vacíos: una mecha cargada de futuro. Un hilillo de plas­tilina de esperanza para desen­gañados felipistas. Los renegados. Y la peor de las mutaciones funcionó. Fun­dido a rosa. Hoy vives días amargos, que­rida. Las espinas de tu rosal sangran. Y tú te revuelves, como en un delirium tremens de legitimación, mientras gritas: “¿Tú también, Toni?”. En fin, cari, déjalos y tú a lo tuyo. Queda mucha campaña para seguir perdiendo votos. De momento, aférrate a tu portavocía rosa mientras inauguramos contigo hoy una nueva categoría dentro de las caidérrimas del régimen del 78: Rosa, post­que­ma­da de la CT, espejismo de los dosmiles, pionera, creadora de un partido político unipersonal del que un día serás expulsada.

¿Recuerdan aquella escena inolvidable en la que Victoria Abril, Antonio Ban­deras y Lo­les León cantaban a voz en grito el temazo de El Dúo Diná­mico al final de Átame? Ahora imaginen en ese mismo coche a Rosa Díez conduciendo, Toni Cantó detrás e Irene Lozano de copilota. Corte a: Toni e Irene amordazan a Rosa y la dejan tirada en la siguiente gasolinera del desierto de Almería. Pero tú, y tú y solamente tú, Rosa, resistirás en tu R-5 cantando a voz en grito, agarrada a un logo fucsia y desvaído mientras Albert Rivera triunfa con su partido de naranjitos ciudadanistas. Será por colores.  
 

Los otros caídos del 78

Figar

Fuera de Madrid sólo la conocen en El Vaticano y tampoco demasiado bien, pero hubo un tiempo en el que a Lucía Figar se la conocía como la “delfín de Esperanza Aguirre” por su labor de dama de hierro de la educación madrileña. Este mes ha anunciado que se va de la política. Si usted tiene una multinacional y un puesto en el consejo directivo con horarios flexibles y dietas, quizá pueda contratarla. 

IUCM

La historia de IUCM está dando lugar a un involuntario e infinito capítulo de Aquí no hay quien viva. La posibilidad de que la organización presente uno de los bustos de bronce de las sedes locales gana peso frente a la candidata oficial de la coalición en el Ayuntamiento de la capital.

Moreno

Hubo un tiempo en el que José Luis Moreno era “Toma Moreno” para todos los españoles no detenidos por pertenecer a grupos anarquistas, pero en 2015 los estrenos de sus producciones en RTVE se la han pegado irremisíblemente en términos de audiencia. Para que luego digan que aquí se valora el talento.

Etiquetas: 

comentarios

0

Rastas en el Congreso

Blog en clave de humor, sátira y parodia sobre los caídos del Régimen del 78, con especial atención a políticos, banqueros y grandes personalidades de la escopeta nacional.

Tienda El Salto