Humor
Los caídos del 78
06
Mar
2015
16:17
Ángel Pérez, el cuñado en peligro
Por Rastas en el Congreso
Por nuestro parrillero invitado Karim Sambá

¿Está el portavoz de IU en el Ayuntamiento dentro o fuera? Un misterio sin resolver.


El lenguaje lo carga el diablo. Por algún extraño motivo, cuando uno escucha la expresión “el aparato”, no puede evitar pensar en dos cosas (en principio) antagónicas: 1) Una película porno polaca protagonizada por un fontanero con todo el día por delante. 2) Un politburó volcado en apalancarse al frente del partido/purgar al rival interno. Así que tenemos, por un lado, al politburó, y por el otro, a un fontanero polaco (probablemente apolítico).

Pero hete aquí que estos dos conceptos en apariencia opuestos han confluido espectacularmente en la crisis de Izquierda Unida (IU) en Madrid, de la mano del ya mítico Ángel Pérez, atrincherado portavoz del partido en el Ayuntamiento cañí.
 
En efecto, la estrategia comunicativa de don Ángel Pérez en los últimos tiempos bien podría bautizarse como: El Aparato con la Chorra Fuera (o sea: Comité Central + fontanero polaco, ¿quién da más?).
 
>Primero, el Partido Comunista de España (PCE) lo expulsó de militancia y le abrió un expediente de expulsión del partido. ¿Respuesta del queridísimo portavoz Ángel Pérez? No le podían expulsar de una formación a la que ya no pertenecía: no había pagado la cuota del mes pasado, así que, técnicamente, no pertenecía al partido cuando fue expulsado. ¿No entienden el galimatías? Pues se lo explicamos en tres palabras: pa chulo yo (Nota: está claro que EL PARTIDO ya no es lo que era. Hace años, una salida de tono como la de Pérez se hubiera solventado dándole dos hostias/deportándole ipso facto a un campo de trabajo siberiano). Más tarde, IU le expulsó de la organización. ¿Respuesta de Pérez? Montar un festival del humor. Atentos.  

 

1) “No estoy afiliado a IU Federal. Nadie me puede echar de donde no estoy”. Resumiendo: Cu-cu, no estoy. A este paso, cuando EL PARTIDO mande a unos machacas a desalojar a Pérez de su despacho en la sede de la organización, ocurrirá lo siguiente: Ángel Pérez con una peluca diciendo que él no es Ángel Pérez.

2) “No me pueden echar. La decisión depende de IU-Co­mu­nidad de Madrid(Tra­ducción: sólo se puede echar él a sí mismo).

3) Ángel Pérez sobre Alberto Garzón: “Ser economista en España es como ser negro en África”. Repetimos por si no lo han escuchado bien: “Ser economista en España es como ser negro en África”. Sobra decir que esta última frase es nuestra favorita. Sobra decir también que la expulsión de Ángel Pérez de IU supondría un durísimo golpe para el cuñadismo político en España. Si ya fue dura la encarcelación de Francisco ‘Paco’ Granados, legendario ideólogo del cuñadismo celtibérico, la desaparición de Ángel Pérez de la vida pública sería un varapalo catastrófico para el movimiento cuñao. La izquierda no puede dejar el cuñadismo en manos de la derecha, copón. ¡Larga vida a Ángel Pérez! ¡Larga vida al Politburó Cuñao! ¡Cuñadismo o muerte! ¡Venceremos!

PD: Mensaje para Alberto Garzón. Nos ha dicho un pajarito que el equipo de marines que asaltó la granja de Waco está ahora mismo libre y sin compromisos…. No lo decimos por nada… Bueno, sí: se rumorea que Ángel Pérez ha entrado hace unos minutos en la sede madrileña de IU con 150 litros de gasolina, 270 kilos de cocido congelado, cinco casetes de Leño, y un subfusil de asalto… Que igual no se quiere atrincherar dentro, eh, que igual la gasolina es para un colega y el cocido es para una tapita rápida, pero vamos, que si los GEOS van a acabar tomando el edificio más tarde o más temprano, igual hacerlo cuanto antes… O no… 

Etiquetas: 

comentarios

1

  • |
    JM
    |
    Sáb, 03/07/2015 - 00:42
    El problema es que al cuñadísimo ha venido a echarle un cable otro cuñao poeta que, al parecer, cae bien a todo el mundo. Creo que es porque solo saca la chorra cuando es jurado de premios de poesía, o sea, dos veces por semana.
  • Rastas en el Congreso

    Blog en clave de humor, sátira y parodia sobre los caídos del Régimen del 78, con especial atención a políticos, banqueros y grandes personalidades de la escopeta nacional.