Saberes
Análisis y propuestas para una transformación democrática
01
Oct
2013
12:09
La Marea Verde que no cesa
Por Fundación de los Comunes

Domingo 29 de septiembre de 2013. En el Diario de Mallorca digital encontrábamos el siguiente titular principal: “La marea verde colapsa Palma en la mayor manifestación de la historia de Mallorca”. Un poco más abajo, podíamos leer el siguiente encabezado de la segunda noticia más señalada: “Siete de cada diez isleños rechaza las políticas aplicadas contra la crisis”.
 

Marea Verde en manifestación por la educación pública, en Zaragoza

 

Muchos medios de comunicación, representantes políticos e incluso sindicatos transmiten la siguiente lectura: en este excepcional comienzo de curso balear, la lucha y el empeño de la marea verde están principalmente motivados por un rechazo tanto al decreto del Tratamiento Integral de Lenguas (TIL), por el cual el catalán deja de ser la lengua de uso predominante en las aulas y pasa a tener igual peso que el castellano, como a la ley Wert.

Que estos elementos particulares propios del territorio jueguen en este caso un papel importante no resta importancia al hecho de que estamos ante un nuevo estallido de la marea verde, es decir, del movimiento novedoso nacido en el curso escolar 2011/2012 y compuesto por miembros de toda la comunidad educativa que, en calidad de afectados, responden con movilizaciones masivas a las políticas de austeridad del gobierno aplicadas a la Educación. Movilizaciones iniciadas en Madrid que se han ido replicando en muchas otras comunidades autónomas de forma desigual y no sincronizada pero, casi siempre, masiva.

La persistencia en el tiempo de estas mareas ciudadanas masivas en defensa de los derechos sociales y laborales propios del Estado del Bienestar significa dos cosas, inseparables la una de la otra: el fracaso en la aplicación de las políticas de austeridad y el éxito del 15M en ser capaz de exorcizar del cuerpo social la subjetividad culpable que el gobierno de la crisis le había estado inoculando desde el 2007 (año en que comenzó la crisis financiera global) y que quedó tan bien ilustrada en el popular meme “habéis vivido por encima de vuestras posibilidades”. La relación entre ambos elementos es clara: la efectividad de esa subjetividad culpable era la condición necesaria para que las políticas de austeridad fueran exitosamente aplicables.

De esta forma, el 15M fue una especie de movimiento brusco de autodefensa que expulsó del cuerpo social esa culpabilidad, a la par que señaló a los verdaderos responsables de la crisis: el comportamiento especulativo y estafador de bancos y mercados financieros, el comportamiento corrupto y antidemocrático de la casta política y el comportamiento parasitario de las élites empresariales.

Desde entonces, el escenario político es agónico entre dos bandos rivales: el 1% y el 99%, los responsables de la crisis y el resto de la población. Ante una crisis económica, política, social y medioambiental de enorme magnitud, el cuerpo social, atrapado entre un gobierno español y un gobierno europeo que apenas disimulan ya su fracaso en representar los intereses de los ciudadanos, lucha de distintas maneras contra el miedo y contra un régimen político cuya legitimidad hace aguas por todos los sitios.

Podemos ver así a la ciudadanía denunciando la corrupción política y los abusos de la banca, parando colectivamente desahucios, defendiendo el derecho a la sanidad y la educación, exigiendo una auditoría de la deuda, reclamando el reparto de la riqueza, preparando alternativas electorales, así como autoorganizándose para recuperar la capacidad de gestionar su economía y su riqueza, para gobernar en función de sus propias necesidades y deseos.

En definitiva, la dimensión local en la que se expresan estas movilizaciones no agota en absoluto estos grandes terremotos ciudadanos que conforme perduran en el tiempo y se intensifican, resquebrajan con más profundidad el cada vez más cruel orden impuesto y hablan con mayor rotundidad de una revolución ciudadana empeñada en construir una democracia real.
 

Guillermo Valenzuela
A Zofra, Grupo de estudios metropolitanos de Zaragoza

comentarios

0

Fundación de los Comunes

La Fundación de los Comunes es un laboratorio de ideas que produce pensamiento crítico desde los movimientos sociales como herramienta de intervención política. Somos una red de grupos de investigación, edición, formación, espacios sociales y librerías al servicio de la revolución democrática. Desde el común para el común. (Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los autores que firman los artículos.)

Puedes encontrarnos en:

Tw: @fundacomunes
Fb: FundacionDeLosComunes

Tienda El Salto