Global
Propuestas de cambio frente al oligopolio energético
11
Jul
2013
15:09
Otros autoconsumos
Por Energía que transforma

Hace unas semanas nos preguntábamos si llegaba el autoconsumo y todo parece indicar que mañana se abordará la nueva reforma energética en el Consejo de Ministros. Está por ver si definitivamente se aprobará el autoconsumo o habrá sido otro globo sonda.Mientras se desvela el misterio, sirva esta entrada para mostrar tres ejemplos de fórmulas interesantes e innovadoras en otros países, que bien podrían ser implantadas aquí. Aunque el autoconsumo está implantado en muchos más países, nos hemos fijado en estos tres por sus fórmulas novedosas. La información está extraída de este informe realizado por ECLAREON. Recomendamos leer el informe completo para ver el estado del autoconsumo en otros países. Un dato: de los 10 países analizados y en una escala del 1 al 4 (siendo 1 el menor), España es el único que obtiene un 1 en implantación de autoconsumo.
 
En Brasil, un prosumidor únicamente pagará la diferencia entre la energía producida y consumida como se hace habitualmente en los sistemas de autoconsumo. Sin embargo, un elemento interesante es que esta compensación se puede hacer en un período de 36 meses y en edificios distantes de un mismo propietario. Este factor podría considerarse como un incentivo para propietarios de varios comercios o industrias y para personas con segunda residencia que podrían compensar su consumo diario con la instalación de esta segunda vivienda. Aunque rompe con la filosofía de producir en el lugar que se consume, puede suponer un primer paso para impulsar la instalación de renovables.
 
En México, el sistema de balance neto fue introducido en 2007 para instalaciones menores de 500kW (energía suficiente para alimentar a 250 hogares con familias de cuatro miembros). Es un sistema que otorga créditos por la energía producida que luego permiten la energía consumida. Las dos novedades son las que tienen que ver con la posibilidad de disponer de una instalación lejana disponible para autoconsumo (similar al modelo brasileño) y la posibilidad de compartir una planta entre los vecinos de un edificio de viviendas y compensar la electricidad de cada piso mediante un acuerdo previo. El hecho de poder disponer de una instalación lejana podría ser una buena forma de fomentar las cooperativas y la multipropiedad de ciudadanos que no dispongan de espacio para compensar sus necesidades energéticas pero que puedan disponer de una instalación (en la cubierta de un colegio, por ejemplo) para satisfacer sus necesidades energéticas.
 
Uno de los casos más paradigmáticos es el de California que, según el informe, cuenta con 40.000 prosumidores. Estos reciben un crédito financiero para reajustar la factura de la luz por la electricidad producida en plantas menores a 1MW (suficiente para 500 viviendas). Los trámites para pequeñas instalaciones son sencillos y el tiempo de conexión a la red rápido de manera que el autoconsumo es atractivo.
 
A diferencia de algunos de los países citados, el Estado español cuenta con una gran industria en el sector de las renovables y un conocimiento que permitiría una buena implantación del autoconsumo si la legislación lo permite. En función de la fórmula adoptada el autoconsumo podría convertirse en un mecanismo de soberanía energética, reducción de CO2 y ahorro energético con la implicación de la ciudadanía o en una anécdota al alcance de unos pocos privilegiados. 

comentarios

0

Energía que transforma

Somos un grupo de personas, organizadas en torno a Ecooo, preocupadas por las consecuencias sociales, económicas y ambientales derivadas de un modelo energético basado en un oligopolio que sólo tiene en cuenta los intereses de unas pocas empresas por encima de la ciudadanía. Desde este blog trataremos de poner un poco de luz sobre la situación de la energía en España y ofrecer alternativas, siempre abiertos al diálogo, a comentarios y críticas. 

Tienda El Salto