Saberes
Destituir Occidente, Construir Comunismo
24
Sep
2015
12:01
Nuda vida

“¿ESCUCHARON?
Es el sonido de su mundo derrumbándose.
Es el del nuestro resurgiendo.
El día que fue el día, era noche.
Y noche será el día que será el día.”

Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia

De entre los muchos conceptos filosóficos ultracontemporáneos tal vez el de Nuda Vida “Una vida absolutamente expuesta a qué se le dé muerte, objeto de una violencia que excede a la vez la esfera del derecho y la del sacrificio” sea, al conocerlo, el que con mas frecuencia estalle al situarnos frente a la realidad. Una realidad guerra, una realidad frontera, una realidad precaria, una realidad feminicida, que cada poco tiempo nos colma de desaparecidos y asesinatos policiales.

Cuando Agamben rescató ese antiquísimo termino jurídico para incluirlo en su radical propuesta filosófica tenía en mente un problema, el problema europeo por excelencia, aquel que busca encontrar respuesta a eso que va mas allá del crimen y que es el campo de concentración. Para ello buceó en los aportes de los filósofos víctimas, Benjamin y Arendt, y la de los filósofos victimarios Schmitt y Hobbes, extrayendo de ellos la conclusión explicativa de nuestra realidad-guerra: La de un estado de excepción que no es tal, ya que es el estado natural en que viven los oprimidos. El campo de concentración era la realización física máxima, la forma de máxima condensación de una fuerza soberana capaz de suspender toda norma, para realizarse en la máxima opresión. Sus víctimas, aquellas vidas sacrificables, expuestas, desnudas.

Pero lo cierto es que ninguna de las preguntas que se hacen estos autores para poder llegar a explicar el por qué del Campo de Concentración, y sobre todo de su expresión corporeizada, la Nuda Vida, tuvo el valor de acercarse al hecho silenciado del colonialismo mas brutal. Aime Cesaire, ya en 1950 atrevió a enunciar lo que los filósofos blancos no querían o no podían admitir, que todo aquello que se pudo practicar con los judíos, llevaba siglos siendo aplicado a africanos, americanos, asiáticos, pueblos del pacífico, árabes…:

“Sí, valdría la pena estudiar clínicamente, las actividades de Hitler y del hitlerismo, y revelar al muy distinguido, al muy humanista, muy cristiano burgués del siglo XX, que el lleva en si mismo un Hitler que ignora, que Hitler lo habita, que Hitler es su demonio, que si el lo vitupera es solo por falta de lógica, y que en el fondo lo que no perdona a Hitler no es el crimen en si mismo, el crimen contra el hombre, no es la humillación del hombre en si, sino el crimen contra el hombre blanco, la humillación del hombre blanco: haber aplicado a Europa los procedimientos coloniales que hasta entonces estaban destinados solo a los árabes de Argelia, a los coolies de la India y a los negros de África. He aquí el gran reproche que dirijo al seudo-humanismo: haber, durante mucho tiempo, reducido los derechos del hombre, haber tenido y tener todavía de ellos una concepción estrecha y parcelaria, incompleta interesada y, en resumen, sórdidamente racista. He hablado mucho de Hitler porque lo merece. Ha permitido ver y comprender nítidamente que la sociedad capitalista, en su estado actual, es incapaz de fundar un Derecho de Gente, del mismo modo que se revela impotente para fundar una moral individual. Se quiera o no, en el fondo del callejón-sin-salida Europa –me refiero a la Europa de Adenauer, de Schuman, de Vidault y algunos otros– está Hitler.”

Cesaire nos pone en la vereda que lleva a la naturaleza, la explicación y el contenido de esa Nuda Vida, de ese sujeto sacrificable mostrándolo como realización física de la toma de control por parte del capital y el estado a lo largo de cinco siglos de sistema mundo moderno colonial.

Cesaire forma parte de la realización del discurso anticolonial y de los comienzos del decolonial reciente, un enfoque que nos plantea a los sujetos dominados como una construcción del colonialismo y de la colonialidad en la que ya no solo se trata de una lucha por las condiciones de explotación materiales, si no que está en juego la definición misma del sujeto, su capacidad de articular discurso, de poder dotarse de mundo. Una lucha en el plano ideológico que tuvo su reflejo en el material del zapatismo reciente, y de tantas otras luchas indígenas y campesinas. Un reflejo desde luego de las luchas por las sexualidades diversas, por los territorios urbanos, por la posibilidad necesaria de repensar la economía desde el común. Una lucha que pese al deseo del poder no pretendía solo un reconocimiento, si no su existencia digna, plena y real, tanto en el presente, como en la historia, pasada y futura. La Nuda Vida ha sido pues revelada tanto por el pensamiento crítico como por los actos rebeldes como lo que es: una invención de occidente que para configurar un sujeto sometible a los criterios de su ideología productiva no ha dudado inventar modelos de jerarquización, racialización y subalternización haciendo de la diferencia un modelo a gobernar bajo el régimen del privilegio blanco, capitalista y patriarcal.

Tanto Agamben y Tiqqun hoy como Cesaire y Fanon ayer, además de otros muchos, comparten la misma preocupación: la de desnudar los mecanismos de poder mismo, aquellos que inspiran los gestos de opresión y control social, aquellos que promueven esa movilización total de la vida hacia la reproducción de lo obvio. Utilizar la filosofía como herramienta de análisis, tal vez utópicamente, como instrumento de lucha social.

En un mundo donde coexisten la normativa marco Schengen que permite la libre circulación de personas, mercancías y capitales, aboliendo los viejos criterios de soberanía y de estado junto con el tormento permanente de pueblos en éxodo atravesando alambradas, muros y desiertos… Pueblos despojados por el colonialismo global. En un mundo donde el refugiado y el desplazado son categorías habituales, casi cotidianas. Donde los procesos de racialización avanzan y se expresan sin pudor tanto en la macropolítica europea, con una Europa del sur sometible, teledirigida y una del norte eficiente y rectora, como en la micropolítica de criminalización y asesinato, desde Ferguson a Salou, se hace necesario pensar colectivamente y actuar con firmeza para detener esta oleada de fascismo postmoderno.

Nuestra intención con este blog es la de tratar de reflejar aportes filosóficos actuales, que desde una perspectiva decolonial y autónoma confrontan nuestro contexto político actual. Se trata de un experimento colectivo de ejercicio de pensamiento crítico que trate de indagar en la naturaleza de las actuales técnicas de gobierno, comprender tal y como define la propia policía los mecanismos de “Gestión de la Diversidad”.

comentarios

1

  • |
    arozamena
    |
    Vie, 09/25/2015 - 08:05
    Saludables rayos de utopía contra la servidumbre voluntaria.
  • Agregar comentario

    Nuda Vida

    Nuda Vida es el lugar donde un grupo variopinto de gente que vive en lugares tan distintos como México, Castilla o Canadá, convergen para reflexionar en torno a la potencia colectiva, la comunidad que viene, la autonomía y la construcción del comunismo.