ITALIA // INTENTOS DE CONTROL DE LA RED
Berlusconi prepara una "lista negra" de webs peligrosas

Las ultimas decisiones del Parlamento italiano en materia de comunicaciones dejan clara su intención de llegar a controlar los contenidos de Internet.

23/02/10 · 21:15
Edición impresa

En diciembre se presentaba en el Parlamento italiano el “decreto Romani”, que tendría que responder a la directiva de la Unión Europea en materia de comunicación audiovisual.

Este decreto ha sido criticado no solo por la oposición parlamentaria y por la mayoría de los internautas, sino también por muchas empresas y medios internacionales, como Google o The Times. El periódico inglés ha definido el decreto como “un ejemplo de que las autoridades italianas no saben reconocer la importancia de la revolución digital en curso”, sacando a la luz el miedo de las instituciones italianas hacia internet, la única fuente de información donde todavia no ha llegado el poder del Cavaliere. Según el sitio Megachip, asociación para la democracia en la comunicación, "quieren forzar el camino hacia decisiones autoritarias sobre el tema controvertido de control y de libertad en la red".

De hecho, las principales medidas que cogerán en cuanto el decreto se apruebe, son un ejemplo de cómo el primer ministro italiano, cuya empresa de telivisión, Mediaset, está a punto de entrar en el mundo del Internet Television Protocol (Itp), está intentando ganar a sus adversarios antes de que empiece el partido. Una vez más, a través de una ley que favorece a él y a su empresa.

Equiparar internet y televisión

Una de las medidas que se tomarán, tiene que ver directamente con el mundo de la televisión. Proponiendo fijar un límite a la abundancia de publicidad en los canales de satélite y en las Pay-Tv, se bajará el porcentaje posible de anuncios por hora a un 12%, desde el actual 18. Dicha medida va a pesar profundamente en los ingresos de Sky, propriedad del magnate de los medios R. Murdoch y primera concurrente del imperio mediatico berlusconiano. Si es cierto que también los canales de satélite de Mediaset serán afectados por este recorte de anuncios, resulta evidente que la medida no tocará los canales evidentes (canale 5, rete 4, italia 1), que aportan las mayores ganancias a la red. Mientras, el gobierno aumenta los incentivos económicos para los italianos que pasen al TDT (para disfrutar de Mediaset también después del apagón) y congela unos 800 millones euros pensados para ampliar la banda ancha en todo el país, para que se utilizen "después de la crisis".

Por lo que tiene que ver más directamente con internet, esta será considerada como un “servicio de medios audiovisuales”, poniendo de esta manera internet y la televisión a un mismo nivel mediático. Esto implica que en los sitios de internet valdrán las mismas normas que valen para la televisión. En efecto, según Marco Pancini, de Google Italia, "el decreto confiere a los proveedores de internet las mismas responsabilidades que las de las emisoras televisivas. Sin embargo, estas se ocupan directamente de los contenidos, mientras Youtube, por ejemplo, se limita a poner su servicio a disposición de los usuarios". De esta manera, se obligaría a los proveedores, que suelen seguir la ley estatal de cada país, sea cual sea, a ejercer un control muy estricto sobre los contenidos. Paolo Romani, el viceministro de las Comunicaciones que ha presentado el decreto por cuenta del Popolo delle Libertá, sostiene que de esta manera la ley actuaría de acuerdo con la normativa UE sobre las telecomunicaciones. Sin embargo, el ministro “parece haberse confundido entre responsabilidad editorial y responsabilidad jurídica” explica Guido Scorza, presidente del Instituto para las políticas de innovación.

También han generado mucha polémica las normas en el delicado ámbito de la propriedad intelectual: el upload de material televisivo será vigilado muy de cerca, como demuestra la demanda recién puesta por Mediaset contra Youtube por contener unos videos del Gran Hermano italiano, que se emite en Canale 5. Además, el papel de sheriff de la red será para Agcom, (autoridad para las garantias en las comunicaciones), organo independiente cuyos miembros son nombrados cada siete años conjuntamente por la cámara y el senado de los diputados, y cuyo presidente es propuesto directamente por el Primer Ministro. Corrado Calabró, presidente de Agcom desde 2005, se ha expresado en contra del decreto: “el problema de internet existe. Una intervención a posteriori en el caso de que un sitio delinca es necesario y debido, pero un filtro a priori es una medida puramente burocrática, porque no sabemos si el sitio delinquirá o no”, y añade que la solución a este problema global se tiene que encontrar “a través de maneras de actuación comunmente aceptadas por los diferentes estados”.
De manera muy parecida, quien pretenda subir videos o imágenes a la red tendrá que recibir una autorización por el Ministerio.“Quieren forzar el camino hacia decisiones autoritarias sobre el tema controvertido de control de la red y de libertad en la red”, dicen desde la web de megachip, asociación para la democracia en las comunciaciones. Siguiendo esta misma idea de un gobierno que pone su sello a los contenidos de la red, el ministerio está preparando un software, que se podrá descargar desde de internet, gracias al cual los padres recibirán un sms de aviso cuando sus hijos entren en una página que sea considerada peligrosa. La "lista negra" de las páginas peligrosas será editada por el Gobierno.

Tags relacionados: Mediaset Número 120
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto