Manifestación de apoyo a la Corrala Utopía
La primera de las corralas sevillanas celebra un año bajo la amenaza de desalojo

Un año después de que se entrara en la Corrala Utopía, sale a la calle para pedir luz, agua y poder pagar un alquiler social. IberCaja ha roto negociaciones y la justicia amenaza con desahuciarles si no se llega a un acuerdo. La Junta por otro lado recuerda a IberCaja que, con el nuevo decreto, puede sancionarle por tener un bloque vacio.

, Redacción Andalucía
17/05/13 · 0:38

Hace un año se hacía público que un grupo de familias habían entrado en un bloque de pisos en Sevilla. Eran familias con problemas de vivienda, desahuciadas, con problemas para pagar el alquiler que habían irrumpido en el inmueble acompañadas por colectivos del 15M sevillano. Un año después, sin luz ni agua, las familias que ocuparon la primera de una serie de 'corralas' antes abandonadas siguen allí, con una amenaza de desahucio, otra vez, si no llegan a un acuerdo con IberCaja, propietaria del edificio.

En todo este año, han intentado negociar a todas bandas. El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, la Junta de Andalucía a través de la consejería de Fomento y Vivienda e IberCaja, se han sentado en una mesa de negociación, en la que también ha participado el Ayuntamiento de Sevilla, para lograr un acuerdo. Las familias quieren pagar un precio que puedan permitirse. Pero IberCaja se ha levantado de la negociación y ha insistido en la petición judicial de desalojo. Fue en la última reunión de esta mesa cuando se conoció que IberCaja, a la vez que participaba en el proceso de negociación, había presentado una petición de desalojo, que ha vuelto a ratificar recientemente en un segundo escrito.

Según el Grupo 17 de Marzo, que apoya a la Corrala asumiendo su defensa legal, IberCaja “intenta engañar a la jueza", al justificar su petición de desalojo en la negativa de las familias a aceptar sus propuestas. La Corrala insiste en que IberCaja nunca ha puesto sobre la mesa propuestas concretas, circunstancia confirmada por Defensor y Junta en una rueda de prensa conjunta con las familias el pasado 15 de mayo. Ibercaja “no plantea situación de urgencia ni especifica daño alguno a su entidad” para motivar el desalojo, por lo que el Grupo 17 de Marzo ha solicitado a la jueza que desestime esta petición, por la "desproporcionalidad" de sus consecuencias: “dejar en la calle a 36 familias en un estado de necesidad muy grande, con hijos enfermos y personas mayores”. También ha realizado un llamamiento a la Fiscal Jefe de Sevilla, María José Segarra, para que “se sume a la negativa de la petición de desalojo”.

Este martes, 15 de mayo, Elena Cortés, consejera de vivienda de la Junta de Andalucía, recordaba que con el nuevo Decreto de la Junta, se podía sancionar a IberCaja si ejecutaba el desahucio.

Manifestación de apoyo

Sevilla ha salido a la calle, el 16 de mayo, en una larga manifestación para exigir a IberCaja que negocie y que no desahucie a estas familias de nuevo. La convocatoria, que reunió a varios miles de personas, salió pasadas las 20h de la Corrala Utopía en el barrio de la Macarena, hasta las "Setas" de la Plaza de la Encarnación, donde acampó el 15M hace dos años.

Solidaridad con la Utopía

Desde otras ciudades también se está apoyando a la Utopía. Stop Desahucios Granada  se ha concentrado el 16 de mayo en solidaridad con la Utopía.

Málaga también se ha sumado a esta campaña estatal de presión a IberCaja, en una acción organizada por la PAH-Málaga y el Plan de Rescate Ciudadano -red de colectivos vinculados al 15M- y Yayoflautas Málaga, ocupando una sede de IberCaja durante media hora.

La PAH de Murcia  no ha querido quedarse atrás, y ayer 16 de mayo, convocó una concentración a las 10 de la mañana ante una sede de IberCaja en la Gran Vía.

 

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto