Lucha por el patrimonio
Un movimiento vecinal trata de salvar el “Toblerone” almeriense de ser convertido en viviendas

Un antiguo silo de mineral de hierro será convertido en viviendas y jardines. Ayer cuatros activistas fueron denunciados por coacciones tras paralizar el derrumbe

02/07/13 · 15:23
Fermín Grodira

El abandonado silo que almacenaba el mineral de hierro de la Compañía Andaluza de Minas procedente de las minas de Alquife entre 1973 y 1996, ubicado junto a la estación de trenes de Almería, ha comenzado a ser desmantelado. En 1998 fue aprobado por el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) el derribo del “Toblerone”, como es conocido popularmente este edificio por su peculiar silueta.

Según un comunicado de Joaquín Salvador Padillo, presidente de Suncrest, la empresa propietaria de los terrenos, está prevista la construcción de cuatro edificios de viviendas que ocuparán la décima parte de los 180.000 metros cuadrados que forman este espacio, mientras que los 100.000 restantes serán "zonas verdes, lugares de esparcimiento y convivencia". Suncrest señala que estas obras permitirán integrar los barrios separados por las vías del tren y permitir una arteria de comunicación norte-sur en la ciudad, "ahorrando rodeos y consumos de combustibles en vehículos". En el referido comunicado se afirma que los ingresos producidos por el proyecto general irán destinados a sufragar el soterramiento de las vías del tren, una vieja promesa política que según Manuel Pérez Sola, activista en contra del desmantelamiento, nunca será cumplida. El concejal de Urbanismo, Pablo Venzal, asegura que conservar este edificio costaría a la ciudad más de 100 millones de euros, incluyendo los gastos de rehabilitación y 20 millones de euros en indemnizaciones a los dueños del terreno.

Una lucha contrarreloj

Las plataformas “Toblerone vivo” y “Salvemos el Toblerone” luchan contrarreloj para parar el ya iniciado desmantelamiento del "Toblerone", cuya titularidad es pública en un 80%. Varios de sus miembros lograron ayer subirse al edificio y paralizar durante un par de horas el desmantelamiento, tras lo cual fueron desalojados por la policía e identificados, siendo acusadas cuatro personas por coacciones por parte de la empresa. Denuncian que no han tenido acceso a los permisos de obras y dudan de que los tengan en regla. En este sentido, señalan que no dispone del panel informativo de la obra en el que debe figurar fecha de inicio y comienzo, presupuesto y empresas adjudicatarias, pese a que el alcalde de la ciudad y senador del Partido Popular, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, asegurase que tiene "todos los papeles en regla desde hace ya tiempo".

También pidieron en la mañana de ayer a la consejera de Presidencia e Igualdad de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que el “Toblerone” sea declarado Bien de Interés Cultural y se conserve su estructura. Las plataformas quieren que el silo sea recuperado como espacio verde ya que al ser considerada zona minera, según la ley, la parcela debe ser recuperada con especies autóctonas, al igual que se hace con antiguas explotaciones mineras. Entre sus acciones incluyen reclamar el cumplimiento de esa ley y una cadena humana a las 20:00 del día de hoy, además de posibles protestas frente a las sedes de las empresas encargadas del proyecto: Suncrest, Jarquil y Almer-invest. Está previsto que el desmantelamiento dure hasta el mes de agosto, aprovechando el fin de las actividades en el colegio aledaño.

Críticas de la oposición municipal

El grupo municipal socialista ha considerado precipitada la autorización municipal para iniciar la demolición ya que ni los grupos políticos de la oposición han sido informados previamente. Su portavoz, Joaquín Jiménez, afirma que “el proyecto de reparcelación de la superficie que ocupa la nave actualmente no ha pasado por Pleno, así que no ha habido información ni debate alguno”. Rafael Esteban, portavoz de Izquierda Unida, considera que el alcalde ha querido ocultar a la población el proyecto para evitar protestas de colectivos ciudadanos favorables a conservar la estructura.

Datos de viviendas de la provincia de Almería

Almería fue la provincia española con mayor crecimiento relativo en el número de viviendas entre 2001 y 2011, un 45,4%, según el censo de Población y Vivienda 2011 del Instituto Nacional de Vivienda. También es la quinta provincia con mayor porcentaje de viviendas vacías en 2011, con un 15,6%, según la misma fuente, con un total de 73.291 de viviendas vacías en la provincia, un 18,3% en la capital, 18.222 viviendas en una población de 189.680 habitantes.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0