Lo invisible es esencial a la tierra

Desde hace algo más de tres décadas cada 28 de febrero se celebra el Día de Andalucía. Esta efeméride surgió para conmemorar el referéndum a través del cual se optó positivamente por la adquisición de un gobierno regional y una autonomía dentro del estado español. Este día suele ser celebrado por el gobierno andaluz y las instituciones educativas, siendo para la mayoría una fecha festiva más en el calendario laboral.

25/02/13 · 7:30

Desde hace algo más de tres décadas cada 28 de febrero se celebra el Día de Andalucía. Esta efeméride surgió para conmemorar el referéndum a través del cual se optó positivamente por la adquisición de un gobierno regional y una autonomía dentro del estado español. Este día suele ser celebrado por el gobierno andaluz y las instituciones educativas, siendo para la mayoría una fecha festiva más en el calendario laboral. El acto institucional organizado por la Junta de Andalucía cuenta con un espacio dedicado a premiar, a través de Medallas del Mérito y del nombramiento de Hijos Predilectos, a personas a las que se otorga dicha distinción por su trayectoria o implicaciones con Andalucía.

Sin embargo, esta celebración se ve marcada por una realidad social que se presta poco al festejo. En nuestro territorio, las tasas de desempleo se acercarán este año al 36,5%, siendo las mujeres las más perjudicadas en este aspecto, al representar tres de cada cuatro de las personas paradas. El paro juvenil, que supera el 55%, provoca una emigración constante y silenciada. Más de 45.000 familias andaluzas han sido desahuciadas en los últimos cinco años. El mundo rural, reinventándose, sobrevive al abandono institucional y a la pervivencia de formas de propiedad que acumulan la tierra en muchas menos manos de las que la trabajan. También lo hace el de la cultura, en ámbitos como el flamenco, que paradójicamente ha alcanzado sus mayores niveles de proyección internacional, mientras agonizan, por ejemplo, las peñas flamencas de las que se nutre su manantial más auténtico. Y el Parlamento de Andalucía se enfrenta al creciente descrédito de los partidos políticos que lo componen.

Desde DIAGONAL Andalucía queremos ofrecer nuestro propio análisis, nuestro propio festejo y nuestras propias protagonistas. Puede que la situación no sea la mejor, pero desde el sur, muchos movimientos sociales y luchas están dando un ejemplo de nuevas formas de gestionar la vida social basadas en la cooperación, en la solidaridad y el trabajo diario.

Queremos que este Especial 28F sirva para mostrar, a modo de pinceladas, algunas reflexiones y soluciones creativas que se desprenden de la sociedad andaluza y que, casi con toda seguridad, nunca serán llamadas a ser hijas predilectas de Andalucía. Nosotras no celebramos el 28F, celebramos que día a día desde el sur, muchas personas, desde distintos ámbitos, luchan por cambiar nuestra realidad cercana y, en definitiva, por esa Andalucía invisible y olvidada por las instituciones públicas, pero esencial a la tierra.

Tags relacionados: Andalucía
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0