Sevilla | Desahucio
Desalojan de madrugada la corrala Conde-Quintana

Mientras las familias sacaban sus enseres, con todos los accesos cortados por un cordón policial, la propiedad se ha presentado con operarios a los que ha dado la orden de “destrozarlo todo”.

, Redacción Andalucía
05/03/13 · 17:52

Esta madrugada, efectivos de la Policía Nacional han desalojado a las cinco familias que en junio de 2012 se realojaron en un inmueble vacío situado entre las calles Quintana y Conde de Torrejón, cercano a la Plaza de la Alameda de Sevilla, al que dieron el nombre de corrala Conde-Quintana, la segunda formada en Sevilla tras la pionera Utopía.

Un cordón policial dispuesto en distintas calles cortaba todos los accesos a la corrala, mientras las familias, bajo una lluvia persistente, sacaban a toda prisa algunos enseres. Les habían dado una hora. Muchas de sus pertenencias se han quedado dentro. No han recibido, cuentan, notificación alguna. La policía les ha comunicado que tenían “una orden de desalojo, hemos pedido que nos lo enseñaran, nos han dicho que cuando termináramos, pero no hemos visto papel alguno”. Un miembro del 15M calificaba de “irregularidad judicial” lo ocurrido, afirmando que “no han tenido oportunidad de defender sus motivos, por qué estaban allí, no han sido acusadas de delito ni citadas para declarar”.

En medio de su desalojo, acercándose a las personas que permanecían al otro lado de la barrera policial, las familias han señalado que el propietario del inmueble permanecía en ese mismo momento dentro con un equipo de operarios, al que ha ordenado "destrozarlo todo". "Están rompiendo los sanitarios, levantando losetas, arrancando cables". En el exterior, el llanto de María José, una de las vecinas desalojadas, contrastaba con el ruido de la demolición del interior de los inmuebles. Cuando entraron en las viviendas, hace ya más de siete meses, estaban completamente abandonadas. “Con mucho esfuerzo” las han ido rehabilitando. Las convirtieron en el hogar de 10 adultos y 5 menores de edad, entre ellos, la hija de María José, la más pequeña, de apenas tres años, que contempla todo lo que ocurre aferrada a su madre.

La propiedad, según fuentes del 15M, está vinculada al marquesado de la Motilla, título nobiliario que ostenta la familia Solís, cuyo domicilio, según consta a las familias, está situado en la calle Cuna número 3. Allí se ubica, haciendo esquina con la calle Laraña, un palacete de construcción contemporánea, inspirado en el estilo medieval, incluyendo una torre-mirador que se alza como un elemento extraño en el ritmo cotidiano del centro de Sevilla. Hoy, este contraste ha cobrado más fuerza que nunca, cuando las familias desahuciadas se han dirigido hasta allí, siempre acompañadas por miembros de la Policía Nacional, que inmediatamente se han situado a las puertas del palacio.

Mañana miércoles está prevista una concentración a partir de las 10 de la mañana en los Juzgados del Prado de San Sebastián, en protesta por el desalojo de la Corrala Conde-Quintana y en apoyo a La Ilusión, ya que seis familias de esta corrala han sido citadas para declarar por un delito de usurpación. Desde la Intercomisión de Vivienda 15M Sevilla se ha realizado un llamamiento para hacer de esta convocatoria una cita masiva, “en una semana decisiva para las corralas”, señalando que “delito no es realojarse cuando te han arrebatado tu hogar, delito es que existan miles de casas vacías mientras miles de familias están en la calle”.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto