Susana Díaz será la presidenta de la Junta de Andalucía
El bipartidismo resiste el envite de las elecciones andaluzas

Un derrotado, IU; dos emergentes, Podemos y Ciudadanos; un resultado malo, el del PP, y una triunfadora, Susana Díaz, que se convierte en la primera socialista en ganar unas elecciones desde 2012. Con el 97% del voto escrutado, los resultados de Andalucía ya certifican que el PSOE gobernará la próxima legislatura.

22/03/15 · 21:45
Zapatero y Rubalcaba, en segundo plano junto a otros históricos del PSOE, durante una intervención de Susana Díaz en 2011.

La alta participación en las elecciones andaluzas no ha dañado a las maquinarias electorales gemelas de PSOE y PP, que suman un 61% del voto. El electorado andaluz ha acudido a las urnas en mayor medida que en 2012, cuando votaron algo menos de cuatro millones de personas, un 64% del censo. Un 36,1% del electorado ha optado por la abstención, tres puntos menos que en 2012. En esta ocasión, la mayor afluencia a los colegios electorales ha corrido en paralelo a la entrada de dos nuevas formaciones en el espectro político: Ciudadanos, que con la mitad del escrutinio ha obtenido ocho diputados, y Podemos, que se ha colocado como tercera fuerza política con 15 diputados. El PSOE ha ganado en todas las provincias salvo Almería, donde se impone el PP. A partir de mañana, el PSOE de Díaz tendrá que buscar apoyos puntuales para formar gobierno, ya que parece complicado un pacto de legislatura a escasos dos meses de las elecciones municipales. Los candidatos que barajará Díaz, el propio PP (al que ha dicho que no acudirá), y dos partidos que han descartado esa opción: Podemos, y Ciudadanos, que en la noche electoral ya no descarta el encuentro. Esta vez el apoyo de su socio IU no servirá para obtener una mayoría suficiente.

Díaz se reafirma como líder del PSOE (47 escaños | 35,5%)

El PSOE recupera la mayoría en Andalucía, y con ello el aire de su principal bastión, pero sigue lejos de las mayorías absolutas obtenidas por Manuel Chaves en 2004 y 2008. El órdago de Susana Díaz al convocar elecciones para reivindicar su liderazgo en clave andaluza y frente a la secretaría general de Pedro Sánchez, ha terminado con una líder socialista fortalecida que aparece ante los suyos como la única ganadora de unas elecciones desde 2011. Con más del 85% del voto escrutado, el PSOE obtiene el 36% de los votos, 47 diputados.

Los casos de corrupción no han castigado al PSOE, a pesar de que la precampaña estuviese marcada el 17 de febrero con la imputación del propio Chaves y su sucesor José Antonio Griñán --junto a otros tres exconsejeros de la Junta-- por parte del Supremo a raíz del caso de los ERE falsos, de ayudas fraudulentas a empresas. Una semana antes, la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF) contribuía a la campaña aportando información sobre el fraude de los casos de formación, en el que este cuerpo policial veía la “connivencia de la Junta de Andalucía”, una Administración gobernada por el PSOE desde 1978, antes incluso de que fuese establecida como Junta.

El PP se deja 18 escaños en tres años  (33 escaños | 26,6%)

La campaña del Partido Popular ha sido la del candidato que nunca estuvo allí. Juan Moreno Bonilla ha sido objeto de chanzas en los medios de comunicación por su perfil bajo. Nadie en el PP podía esperar que Moreno consiguiese acercarse a los resultados de Javier Arenas, la mayor recolección de votos del PP en Andalucía, que, no obstante, no le sirvió para gobernar en 2011. Tres semanas antes de las elecciones, el Centro de Investigaciones Sociológicas estimaba que el 43,7% de los ciudadanos de Andalucía no conocían al líder del PP. Al margen de su carisma, Bonilla ha tenido poco que aportar a una campaña en la que estaba cantada su pérdida de apoyos: del 40% de los votos, el PP ha pasado al 26%, muy lejos del techo de votos en esta comunidad, logrado en las elecciones generales de 2011, en la que el PP de Rajoy rozó los dos millones de votos.

Podemos, tercera fuerza  (15 escaños | 14,8%)

Las segundas elecciones a las que ha concurrido Podemos, las primeras como partido, han reforzado el discurso de la formación, encabezada en Andalucía por la eurodiputada Teresa Rodríguez. Una campaña de bajo coste, financiada mediante microcréditos, no han lastrado los resultados de Podemos, que ha obtenido 15 diputados. Podemos ha logrado poner en marcha un dispositivo electoral en tiempo récord, para el que ha contado con el apoyo de militantes de la Candidatura de Unidad de los Trabajadores, de Equo o independientes como el abogado Juan Moreno Yagüe. En declaraciones a Diagonal y a lo largo de la campaña, Rodríguez ha rechazado un pacto con el PSOE si no se produce un “giro de 180 grados” en el partido dirigido por Díaz. Tras el revuelo por su ambigüedad, el 17 de marzo Rodríguez publicó en su twitter: "Antes de que se den informaciones dudosas. Teresa Rodríguez no va a ser consejera de un gobierno presidido por Susana Díaz. Fin de la cita".

Ciudadanos, ¿llave de Gobierno?  (9 escaños | 9,2%)

La profecía autocumplida se cumplió, Ciudadanos entra en el Parlamento andaluz con números notables: obtiene nueve diputados y ya mira por el retrovisor a la veterana Izquierda Unida. El eje de “lo nuevo” frente a lo “viejo” ha servido a Ciudadanos para presentarse por primera vez como una alternativa frente a los partidos del régimen, PP y PSOE, y como opción de centro-liberal ante el ascenso de Podemos, cuota en la que se establece como partido a seguir ante el descalabro de UPyD, que no obtiene ningún diputado. Juan Marín, número uno de Ciudadanos y exteniente de alcalde de Sanlúcar de Barrameda (en Gobierno con el PSOE), ya ha anunciado que su formación (de entrada) no pactará con el partido de Susana Díaz.

IU, la gran derrotada de la noche electoral  (5 escaños | 6,9%)

Izquierda Unida ha pasado de 12 a cinco escaños, a pesar de presentar un rostro nuevo, Antonio Maíllo, tras abanderar el exvicepresidente andaluz, Diego Valderas, las tres últimas convocatorias. Los resultados suponen un varapalo para la formación, tras varias legislaturas en las que ha jugado su papel como “el tercer hombre” en el bipartidismo andaluz. El desgaste de la última legislatura y la irrupción de Podemos combatiendo en su espectro electoral han mermado la incidencia de IU en el arco parlamentario. La salida de Diego Cañamero en diciembre y de la CUT en febrero certificaron que la de IU iba a ser una campaña a la deriva y a la defensiva. A las 21:45 de la noche electoral, IU desaparece de Almería, Huelva, Granada y Jaén.

El incremento “secreto” de sueldo de los diputados andaluces en 2013, conocido apenas cuatro días antes de esta cita electoral, coincidiendo con la congelación salarial del funcionariado y las cifras que seguían resaltando la precariedad socioeconómica de la comunidad autónoma ha sido la última de las informaciones que han construido el perfil de la ya pasada legislatura. Al mismo tiempo, la política expuesta a los focos ha arrojado un pobre balance legislador. El pacto de gobierno inicial, que prometía la aprobación de 28 leyes, se ha reducido a las normativas sobre transparencia pública y transexualidad, ambas en 2014, después de dos años de legislatura, que se sumaron a la Ley sobre la Función Social de la Vivienda, publicada en septiembre de 2013 y paralizada cuatro meses después por el Tribunal Constitucional.

El último bastión de la socialdemocracia “pura” en el Estado español (en Asturias, los presupuestos del PSOE para el principado han salido con el apoyo del PP) no ha sido ajeno a los recortes presupuestarios puestos en marcha a instancias de las instituciones europeas y el FMI. Así, la comunidad andaluza está a la cola en gasto sanitario per cápita de las autonomías y desde la Junta se despidió en noviembre de 2012 a 4.500 docentes interinos, colectivo que se ha manifestado en diversas ocasiones contra el Gobierno de Díaz.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

2

  • |
    José Martínez Carmona
    |
    23/03/2015 - 4:36pm
    MENSAJE PARA QUIEN CREA QUE JUGANDO CON LA LEY TRAMPOSA DEL SISTEMA SE PUEDE DAR EL VUELCO SOCIAL A LA DICTADURA DEL CAPITAL: POR UN LADO 89 ESCAÑOS CLARAMENTE DE DERECHAS, ES DECIR, SÍ AL PAGO DE LA DEUDA, BANCAS PRIVADAS Y RESCATADAS A SACIEDAD, MONARQUÍA POR UN TUBO, RECORTES, CON HACHA Y PORRA O CON ESCALPELO Y ANESTESIA...AH, Y PANTALONES BAJADOS ANTE LA OTAN Y EL GRAN HERMANO...; POR EL OTRO LADO 20 ESCAÑOS QUE VAN A TENER QUE PELEAR MUCHO PARA DEMOSTRAR EN LA CALLE QUE SON DE IZQUIERDAS Y QUE, DESDE LA OPOSICIÓN, SE PUEDE HACER ALGO MÁS QUE COBRAR PARA CAMBIAR LAS COSAS... UN DATO QUE TAMBIÉN MERECE ANÁLISIS: UN 40 % DE LA LLAMADA "CIUDADANÍA" SE HA ABSTENIDO, LA MAYORÍA PERTENECIENTE A ESE TEÓRICO 99% DE RECORTADOS POR EL PSOE Y EL PP.
  • |
    YOLAURA
    |
    23/03/2015 - 12:36pm
    Ven normal que después de haber trabajado <strong><u>33 AÑOS</u></strong> no me corresponda ningún subsidio, por trabajar mi marido y ganar 1.027.-&euro;, el tope para tener derecho es de 972.-&euro;., y que <strong><u>TAMPOCO ME</u></strong> <strong><u>CORRESPONDA PENSION DE JUBILACION</u></strong> por no haber trabajado 2 años dentro de los últimos 15?. Con sólo &ldquo;trabajar&rdquo; bueno más bien &ldquo;cotizar&rdquo; 3 MESES tienes subsidio de hasta 33 MESES. Con sólo trabajar 6 AÑOS tienes 426.-&euro; garantizados hasta los 65 años y después tienes la pensión de Jubilación, para ésto sólo hubiera necesitado estar soltera o que tu marido &ldquo;declare&rdquo; aunque no sea verdad, que gana menos de 972.-&euro;/mes. POR FAVOR &hellip;&hellip;., QUE HE HECHO MAL, TRABAJAR Y SER HONRADA?????.