Karim
Miembro del grupo musical y autogestionado F.R.A.C.
El “ciudadano” Lorenzo es el estandarte de la confluencia en Cádiz

Karim, del grupo musical y autogestionado F.R.A.C. (Fundación de Raperos Atípicos de Cádiz), nos cuenta las alternativas de izquierda que hay en su ciudad, donde gobierna una abstención del 44%.

, Redacción Cádiz
05/03/15 · 12:35
Karim en una actuación de la F.R.A.C. / Álvaro Toledo A

inforelacionada

Cádiz está sumergida en una abstención que roza el 44% de la población, lo que favorece que Teófila Martínez, alcaldesa casi perpetua, del Partido Popular, se mantenga como regidora desde hace 20 años, sin alternativa y cada año con menos votantes, entre otros motivos, por la alta tasa de emigración que ha sufrido la ciudad. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, se ha pasado de 145.595 habitantes en 1995 a 123.225 en 2015. Karim sabe bien lo que se cocina allí. Después de 15 años cantando, 7 con K.P.A. y 8 con F.R.A.C., sigue escribiendo letras críticas y organiza eventos por distintos puntos de la provincia y Andalucía. Cádiz, precisamente, es la ciudad que más difícil se lo pone siempre, ¿por qué será?

El proyecto de Karim se centra en hacer música con lengua andaluza y códigos autóctonos, con mensajes ácidos directos a la médula espinal del poder económico, político y eclesiástico, pero con ironía y maldad a la vez. ¿Cómo se atreve a cantar con tanta frescura donde nació “la Pepa”? Es la rebeldía de no ahogarse en el paro y la resistencia a la apatía de que nada puede cambiar. En un Cádiz al que sólo le resta convertirse en la bandeja de plata del turismo andaluz, F.R.A.C. es un quejío del barrio obrero que está desapareciendo, forzado a la emigración por un nivel de desempleo del 40% y un Ayuntamiento endeudado en 200 millones de euros. La historia de Karim no es sólo un “cante”, es una inquietud que le llevó a buscar una alternativa de izquierda y a apoyar alguna lista gaditana que le haga frente al PP.

¿Qué es Ganemos Cádiz y cómo surge?

En principio nace como “plataforma social para ganar Cádiz” a finales del verano pasado. Iniciativa del “ciudadano” Lorenzo, activista local completamente apartidista y un gran protagonista y agitador en los movimientos sociales de la ciudad. Naturalmente intenta basarse en el proceso de otras ciudades del Estado, pero teniendo en cuenta las particularidades de Cádiz, su gente y sus colectivos. La plataforma, una vez que nace, no sólo habla de electoralismo, sino de intentar crear un verdadero músculo social y político en Cádiz, una fuerza que no sólo se deje ver en escaños y porcentajes de votos, sino también en la calle, en los centros de trabajo y en las iniciativas populares.

Lo que me hace en principio unirme a dicha iniciativa es que veo horizontalidad, pluralidad y, lo más importante, la asamblea no está manipulada ni controlada por un órgano supremo, la plataforma es lo que la asamblea quiere y es completamente imposible que un grupúsculo la controle, algo que no veo tan claro, por ejemplo, con “Podemos Cádiz”, donde observo un control total del “núcleo" de  Izquierda Anticapitalista (IA), y donde se utiliza el mismo discurso de IA en 2011, más centrado en atacar a IU que al PP de Teófila. Todo esto no lo digo gratis, ya que en ese año accedí a la lista municipal que IA abrió a los gaditanos y gaditanas por la sencilla razón de ser la lista más a la izquierda de las que se presentaban a la alcaldía. Pero cuando me doy cuenta de que es sólo una estrategia para captar militantes para su organización, me retiro. Yo quiero participar en transformar Cádiz y no en la estrategia de nadie, sólo en la que elabore la asamblea por la que me siento representado.
 

No me gustan las primarias abiertas, originan protagonismos. Me atraen procesos como el de “AMA Morón”, donde la propia asamblea decidía las candidaturas ideales

¿Con quién crees que podéis converger?

Con toda aquella persona que quiera transformar la ciudad, participar en las decisiones, con la gente que quiere un lugar habitable donde primen los intereses de todos los vecinos y vecinas de Cádiz. Se puede converger con quienes van a la asamblea sin imponer dinámicas desde su grupúsculo u organización, con personas que ven una prioridad de carácter urgente cambiar el Ayuntamiento de Cádiz, con quienes luchan día a día por la dignidad de este pueblo. Se puede converger con todas las personas que respeten, aporten y participen tanto en la asamblea como en los grupos de trabajo.

¿Pactos electorales?

Yo personalmente no soy muy amigo de los pactos, pero todas esas cosas las seguirá decidiendo la asamblea, que es lo ideal. Por ejemplo, “Podemos Cádiz” ha decidido por ahora no confluir con Ganemos, un grave error por su parte, pero supongo que será la lista con la que más acuerdos se puedan alcanzar, dado que los objetivos son prácticamente los mismos.

El problema es la rivalidad personal que la cúpula de IA Cádiz tiene contra toda aquella plataforma en la que no tienen el control y contra lo que denominan “agentes tóxicos”, entre los que me encuentro yo, fíjate tú qué plan, pero creemos que en un caso así utilizarían un poco más el sentido común, sino se convertirían en auténticos cómplices de una nueva victoria de Teófila Martínez. Espero que la parte menos excluyente de “Podemos Cádiz”, que la hay sin duda, se anime a dar el paso para luchar por transformar Cádiz.

¿Cómo se organiza Ganemos Cádiz?

Ganemos es una coalición, forma jurídica decidida en asamblea abierta, donde están personas que pertenecen a partidos como IU, Equo, Ciudadanos por Cádiz, junto con otras de algunos colectivos, por ejemplo, Nadie sin hogar, Amigas del sur, SAT, Red Roja e incluso anarquistas, por lo que está abierta a cualquier persona que quiera sumarse a las iniciativas presentadas por la asamblea.

Existe una asamblea abierta y varios grupos de trabajo (programa, logística, extensión y movilización, comunicación y metodología) que se reúnen cada dos semanas para trabajar las propuestas y decidir cuestiones. Normalmente se acuerda por consenso, pocas veces se ha votado, y en el caso de votar algo para desbloquear un disenso, la mayoría son las 3/5 partes.

Lo que más me gusta del funcionamiento de Ganemos Cádiz es el código ético interno, en principio no escrito, con el que las personas trabajan en la asamblea, con respeto, evitando protagonismos, sin manipulaciones , sin estridencias, sin falseríos y sin moralismos. A mí es lo que, sin duda, más me hace confiar en esta iniciativa.

¿Algún nombre para ser alcaldesa o alcalde? ¿Cómo elegirlo?

Supongo que cada cual pensará en el suyo ideal, ahora viene un proceso de primarias abiertas para elegir una lista, proceso que personalmente no me gusta, creo que originan protagonismos y rivalidades innecesarias. Pienso que existen otras formas de encontrar al candidato o candidata, me atraen más los procesos como el de la iniciativa “AMA Morón” en el que nadie se presentaba y la propia asamblea de movimientos sociales decidía quiénes eran las candidatas y candidatos ideales, una manera de que esté gente que en principio no da ese paso, pero a la que el pueblo valora y considera que es la mejor persona para ejercer el cargo.

Aunque la imagen de una persona con carisma sea importante para ganar unas elecciones, a mí lo que realmente me interesa es que el mecanismo interno sea 100% democrático y sin controles externos, siempre que la persona elegida haga lo que diga la asamblea.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0