INTERNET // EL AUGE DE LAS WEBS DE CONTACTOS TERMINA CON EL MITO DEL SOLTERO POR VOCACIÓN
Amor (o un polvo) a golpe de clic

¿Sirven para ligar las
páginas de contactos de
internet? La autora bucea
en algunas de estas webs
para comprobar quién
recurre a ellas.

26/04/11 · 8:00
Edición impresa
JPG - 37.2 KB
Webs contactos (Foto: Olmo Calvo)

Si hasta hace poco la fiebre
de los singles había invadido
las páginas de revistas
de tendencias e incluso algún
que otro dominical de periódico
serio, hoy por hoy parece que estos
miles de solteros han decidido
volver al redil. Estar soltero está démodé. Ahora lo que toca es conocer
a cientos de personas que, como tú,
“están abiertas al amor”. Y todo esto
a solo un clic de ratón.

La mayoría de las plataformas de
contactos más publicitadas fuera y
dentro de internet tienen un perfil
heterosexual y bastante normativo.

Es difícil encontrar en TV anuncios
de Chueca.com, Gayromeo o Grupos
y Contactos (página para personas
casadas). Aunque esta marca
varía entre cada una de ellas: en
eDarling, nada más iniciar el procedimiento
de registro, al marcar
la casilla “mujer” se activa de manera
automática la de “hombres”
en el apartado “interesado en”. En
la tele ya lo dejan claro: esta es una
página para gente que busca una
relación seria. ¡Y tan seria! Tardas
aproximadamente diez minutos en
rellenar los interminables test de
afinidad hasta que accedes al menú
principal. Es en ese momento
cuando te das cuenta de que tienes
que pagar por cada uno de tus movimientos.

Ellos te sugieren parejas
compatibles, pero visitar sus perfiles
y chatear con ellas tiene un
precio.
Si lo pensamos detenidamente,
al hacernos una cuenta Premium,
pagar un pase o comprar superpoderes,
estamos ahorrando
una fortuna en copas en una discoteca
abarrotada de sábado noche.
“Me incomodan bastante esos
lugares. Creo que es más agradable
poder chatear con mucha gente
y, si me apetece, quedar. Así no
huelo a tabaco ni gasto tanto dinero
en copas”, me dijeron una vez
por el chat.

La ventaja es clara:
cientos de personas que se muestran
públicamente para ser elegidas
o rechazadas
según convenga
y sin compromiso. Algunos contactos
pueden durar segundos.
Otros se extienden durante semanas
de flechazos, correos electrónicos
y conversaciones por el
Messenger.

Meetic evita las engorrosas preguntas
en el formulario de inicio y
deja libres las casillas para que podamos
hacer las combinaciones que
deseemos. Mujer busca mujer,
hombre busca mujer...
Automáticamente,
una galería de solteros se
presenta ante tus ojos. La gente habla
mucho y bien de sí misma, y la
mayoría se definen como solteros.
Esto no pasa si nos vamos a Badoo.
El comercio de los afectos en esta
página se mezcla con la búsqueda
directa de sexo. Así, la gente es
brutalmente sincera y selecciona
las casillas de “casado” o “tengo
una relación liberal” como muestra
de sus límites y de sus intenciones.
Algunas personas colocan fotografías
con sus hijos o incluso
ataviadas con la vestimenta de su
boda y escogiendo eslóganes del
tipo: “Quiero conocer a una chica
para pasear” o “Quiero conocer a
un chico para ir al cine”.

El acceso
a los perfiles en Badoo es bastante
sencillo, pero te piden muestras de
compromiso como subir fotos de
perfil para poder acceder a las de
los demás deseantes. Para todo lo
demás, las pasarelas de pago son
las encargadas de garantizar el
uso y disfrute de estas páginas,
ya
que de otro modo te limitas a ver
cómo llegan los flechazos y los correos
a tu bandeja de entrada sin
poder cotejar las posibilidades.
Hoy si una decide estar soltera es
porque quiere. Es lo que vienen a
decirnos estas páginas, que buscan
cubrir la necesidad de compañía y
eliminar la condena de la soledad.

Algunos usuarios aparecen entre
los “happy ends” del Meetic,
otros siguen buscando y muchos
se han borrado tras darse cuenta
de que la realidad virtual es igual
que la de la discoteca del sábado
noche:
la gente de dentro de las
pantallas es la misma que está ahí
fuera todos los días. Sólo que si les
conoces en la calle no tienen tanto
desparpajo para enseñarte fotografías
comprometedoras de sus
atributos corporales al cuarto de
hora de haberse presentado.

Y todo esto para que al final nadie
se quede “para vestir santos” y
todas tengamos oportunidad de no
“dejar pasar el arroz”. Ahora todo
el mundo tiene derecho a su pequeña
porción de amor, no vaya
ser que al Estado, con esto de los
singles, se le venga abajo el chiringuito
cuando la gente vuelva a
comprar en el ultramarinos en vez
de en el hipermercado.

¿OPORTUNIDADES O SALDOS?

La cuestión de si estas
redes estimulan la promiscuidad
y la infidelidad
tiene, a priori, una
respuesta sencilla.
Convierten la cana al
aire en algo mucho
más premeditado pero
menos comprometido.
La comunicación previa
facilita la identificación
de futuros pesados y
psicópatas. Estas páginas
facilitan las herramientas
a unas pulsiones
que están ahí,
independientemente
del medio que se use
para hacerlas realidad.
Lejos de encontrar a
horribles freaks, la
mayoría de la gente
registrada no parece
que esté desesperada
y alude a la falta de
posibilidades para
conocer a gente nueva.
«Mi grupo de colegas
se me ha quedado
demasiado pequeño.
Esto es una oportunidad
para conocer a
gente nueva», me dijo
una vez Max78. Y,
como él, muchas personas
abocadas a un
círculo social estrecho.

Tags relacionados: Número 148
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

4

  • |
    Acompa–ada
    |
    09/02/2013 - 9:36am
    Totalmente de acuerdo con el comentario de la chica. A mi me ha pasado igual. No he pagado nada y he conocido un chico maravilloso.
  • |
    santi
    |
    09/02/2013 - 9:16am
    Pues la verdad es que a mí me encantaría conocerte
  • |
    sara
    |
    08/10/2012 - 1:58am
    Yo me apunte a C-date y como mujer tengo que decir que estoy encantada! Creo que me toco una promocion porque no tuve que pagar y por fin es un sitio donde puedo ser yo sin ser tachada de "fácil" o algo por el estilo. yo solo quiero divertirme, conocer a gente y pasarlo bien.
  • |
    anónima
    |
    05/07/2012 - 7:51pm
    Yo me apunté a meetic en 2006 y me casé. Ahora tengo dos hijos. Cada uno puede tener su propia experiencia.
  • |
    anónima
    |
    02/05/2011 - 11:52pm
    Yo estuve apuntada a meetic y conocí a muchos hombres normales, varios tíos bastane raros y un verdadero psicópata... Aun así, más que un timo, me parece que es una forma de tirar el dinero.
  • |
    anónima
    |
    27/04/2011 - 4:37pm
    Me parecen muy acertadas algunas de las afirmaciones del artículo, pero creo que no es completamente necesario suscribirse o pagar para encontrar pareja en internet. Existen cientos de páginas gratuitas en las que se puede realizar la busqueda de pareja en linea sin necesidad de pagar absolutamente nada... Obviamente, el grado de compatibilidad será completamente omitido, pero por otro lado, tendremos todo el tiempo del mundo.
  • |
    anónima
    |
    27/04/2011 - 1:52am
    Yo me hice cuenta premium en C-Date y me pareció el gran timo. Al menos darme de baja fue (relativamente) fácil, sólo tuve que mandar un fax 15 días antes para que no me renovaran la suscripción que había hecho por internet.
  • Webs contactos (Foto: Olmo Calvo)
    Webs contactos (Foto: Olmo Calvo)
    separador

    Tienda El Salto