Campaña de objeción fiscal 2013
11/04/13 · 17:58

La objeción de conciencia a los gastos militares u objeción fiscal consiste en negarse a pagar al Estado el dinero que destina a preparar y mantener el militarismo, y desviarlo a un destino alternativo que acredite su identificación con los objetivos de la campaña. Para ello, se debe hacer la declaración de la renta tal y como marca Hacienda, incluyendo la cantidad objetada en el apartado de deducciones y adjuntando el correspondiente justificante.

Durante la campaña de 2012 se realizaron en todo el estado 782 objeciones recaudando un total de 93.695 € para diferentes iniciativas de los movimientos sociales, hagamos que esta cifra aumente en 2013.

Un año más el periódico DIAGONAL formar parte de la objeción fiscal, como proyecto que se identifica con la construcción de mentalidades críticas hacia la militarización social. Para todos aquellos que deseen hacer la objeción fiscal apoyando a DIAGONAL los pasos a seguir son:

- Ingresar la cantidad a objetar (84 euros, en denuncia por los 84
países empobrecidos por la deuda externa) en la cuenta de la
Asociación Punto y Coma (Caja Laboral 3035-0376-15-3760005841).

- Enviar una copia del recibo y un manifiesto-tipo a Hacienda junto con el resto de la documentación.

 Breve guía para realizar la objeción fiscal 

La Objeción Fiscal se concreta en el momento de rellenar el impreso que facilita la Agencia Tributaria para hacer la Declaración de la Renta. Lo mejor es hacer la declaración de renta ordinaria o simplificada y no la hoja de devolución rápida. Se puede hacer a mano, con la ayuda del programa informático de la Agencia Tributaria, de una caja de ahorros o banco, o incluso pedírselo a un gestor (informándole previamente sobre esta web).

Es importante dejar constancia de la demanda al Estado para que reconozca nuestra objeción, como derecho de las personas, y proceda por tanto a retirar de los presupuestos militares la parte correspondiente de nuestra cuota.

Aquí podéis encontrar un vídeo-tutrialde 3 mitutos y medio. Se muestra un ejemplo de cómo hacer la OF con el programa de la Hacienda Foral de Bizkaia, pero para cualquiera de las demás Haciendas el procedimiento es similar.

Si no deseas esperar a la aceptación por Hacienda para hacer efectiva tu objeción (consideramos que es la mejor opción tanto en caso de devolución, como si te sale a pagar –en este caso es inevitable-, ya que, entre otras razones, permite evaluar los resultados de la campaña nada mas finalizar el plazo de presentación de las declaraciones), ingresa primero la cantidad de tu Objeción Fiscal en el proyecto que hayas elegido. Recuerda que estás optando por la desobediencia civil: no es necesario que el ingreso se haya realizado en el ejercicio de la declaración, aunque esa sea la norma para las "deducciones” reguladas.

Pide dos recibos: adjuntarás a tu declaración uno de los justificantes del ingreso al proyecto social y alternativo que escojas. Si no, al menos quédate con una fotocopia del recibo.

Hacemos nuestra declaración hasta llegar a la casilla "Cuota resultante de la autoliquidación", que indica los impuestos que habríamos de pagar a Hacienda. De optar por la Objeción porcentual, sobre esta cantidad se calculará más adelante el porcentaje de nuestra objeción.

Tachas una de las casillas no utilizadas del apartado de "Retenciones y demás pagos a cuenta (por rendimientos del trabajo, por rendimientos del capital mobiliario, por aplicación del régimen especial de atribución de rentas, por ganancias patrimoniales incluidos premios, etc...)", que viene a continuación, escribiendo encima "por objeción fiscal a los gastos militares" y el importe objetado, y sigue el cálculo hasta el final.

Concretando: un caso práctico

1 >> Hacemos nuestra declaración hasta llegar a la casilla 737 "Cuota resultante de la autoliquidación" que indica los impuestos que deberemos pagar a Hacienda. Calculamos el 12,04% de esta cantidad.

2 >> Introducimos la cifra resultante (o bien incluimos los 84 euros de cuota fija o los 588,10 euros de gasto militar que corresponden a cada persona) en una casilla de las de retenciones que no vayamos a usar (por ejemplo la 747 del Plan Prever). Una vez rellenado el impreso tacharemos el concepto y pondremos encima "por objeción al gasto militar".

3 >> Acabamos de hacer nuestra declaración normalmente. En caso de que la declaración nos saliera positiva, a los ojos de Hacienda estaremos pagando menos de lo que nos toca. En caso de que nos saliera negativa, según Hacienda estaremos pidiendo que nos devuelvan más de lo que nos correspondería.

>>> En el siguiente gráfico se ve como hacer la Objeción en los impresos. Representa un ejemplo de declaración negativa en el que el cálculo de lo que nos tocaría pagar según el estado -la cuota líquida- son 1.000 euros, y lo que ya hemos pagado a Hacienda son 1.100 euros. Si no hiciéramos la objeción fiscal nos devolverían 100 euros, que es lo que hemos pagado de más durante el año. Pero como utilizamos una casilla inútil como la del Plan Prever, para añadir la cantidad objetada, el total de retenciones se incrementa, y por lo tanto ahora nos devolverían más dinero del que nos tocaría:

(Si utilizas medios informáticos, incluir la Objeción en alguno de los apartados en que la deducción de la cantidad global se fija en "tanto por ciento", también puede facilitarte el proceso, pero siempre es posible hacerlo directamente a mano copiando la declaración - la que te hallan ayudado a hacer previamente en una entidad finacenciera, por ejemplo - en un impreso convencional y rehaciéndola desde el apartado de la cuota resultante de la autoliquidación)

MÁS ALLÁ DE LOS CÁLCULOS...

Es imprescindible que adjuntes también una carta dirigida al Director o Directora de la Agencia Tributaria de tu localidad alegando los motivos de tu Objeción a los Gastos Militares; en ella le comunicas el total del dinero desviado y el proyecto social que has escogido como alternativo al Gasto Militar. En todo caso, existen varios modelos de carta disponibles, dependiendo del tipo de Objeción Fiscal realizada. En la sección correspondiente de esta misma web tienes dos, a modo de ejemplo, (una de ellas para la cuota líquida cero) que puedes modificar según tu criterio personal.

También es imprescindible que rellenes una encuesta con tus datos básicos y los de la objeción realizada y nos la hagas llegar: la puedes encontrar en el correspondiente apartado de la web.

RECUERDA: aunque la declaración te salga a pagar, a devolver o de cuota líquida cero, e incluso sin obligación de declarar, siempre te puedes declarar persona objetora fiscal. No se trata en este caso de algo simbólico, es una acción práctica de denuncia directa, personal y colectiva del gasto militar. Contribuye efectivamente a un debate público urgente sobre la necesidad de derivar los presupuestos militares hacia fines sociales (vivienda, educación, sanidad, cultura, etc).

¿CÓMO DECIDIMOS LA CANTIDAD A OBJETAR?

Puesto que la Objeción fiscal es una campaña de desobediencia civil, y por tanto política, no es tan importante la cantidad como el hecho de hacerla. Te proponemos varias posibilidades para decidir qué cantidad desviar.

>GASTO MILITAR POR PERSONA Y AÑO: Tomando el gasto militar final del año anterior, se divide esta cantidad entre el total de población, de forma que se obtiene el gasto militar por persona en el año del ejercicio correspondiente. Este año es de 588,10 euros por persona.

>CUOTA FIJA: Desvías una cantidad fija, la que quieras, de la cuota líquida de tu declaración de la Renta. Tradicionalmente se ha propuesto la cantidad de 84,00 euros (cifra escogida simbólicamente en protesta por los 84 países empobrecidos por la deuda externa).

>CUOTA LÍQUIDA CERO y objeción para quienes no hacen declaración: Se trata también de adjuntar un texto en forma de carta expresando el rechazo al gasto militar, pero en este caso remitido por quienes no tienen obligación de declarar.

>CUOTA PORCENTUAL:  Consiste en desviar, de la cuota resultante de la autoliquidación de tu Declaración de la Renta el porcentaje (ver aquí) correspondiente a la proporción del gasto militar total en los Presupuestos Generales del Estado, que incluye, además del presupuesto oficial de este año del Mº de Defensa de la guerra, la globalidad de partidas ocultas repartidas entre varios ministerios: organismos autónomos, que el propio Ministerio ha empezado a incluir en las cifras oficiales, aportaciones OTAN, UEO, créditos encubiertos a la industria armamentista, Investigación+Desarrollo (I+D) militar, clases pasivas militares... El cálculo del porcentaje es el resultado de un análisis en profundidad realizado por fuentes antimilitaristas.

Imprimir Imprimir Versión PDF PDF +A Agrandar texto Licencia Enviar por e-mail Enviar Corregir +A Disminuir texto

comentarios

2

  • Imagen de Administración
    |
    Administración (no verificado)
    |
    27/05/2013 - 10:45am

    Estimado 11967AMN:
    Gracias por tu comentario y por lo ánimos que nos dar, mostrando que apoyas este proyecto. Aun así permítenos que aclaremos alguna cosas respecto al mismo.
    La Objeción Fiscal es completamente legítima, pues significa un modo de denuncia del destino de los fondos que tributamos al Estado para que no se destine a asuntos que están en contra de nuestros principios.
    No es, de ningún modo, una acción punible. El único "peligro" que representa es que Hacienda revise tu declaración y eche para atrás la misma.
    Tampoco es una medida recaudatoria con ánimo de lucro. Es una aportación, una donación hacía un proyecto que tiene fines mucho más acordes con nuestra ideas y actuaciones, que el Ejército. Sobra hablar del Ejército y de las actuaciones que realiza.
    Como dato la Objeción Fiscal es una medida que no solo toma Diagonal como colectivo. Multitud de colectivos también lo hace. Es una medida más de presión y de lucha contra las injusticias sociales. Una herramienta que no debemos desdeñar. 
    Sin más, recibe un cordial saludo, agradeciendo tu implicación.

  • Imagen de 11967AMN
    | |
    25/05/2013 - 12:36am

    No me parece serio ni acorde con los valores que parecen trascender de este periódico el que se haga una campaña publicitaria para recabar dinero como esta que se está llevando a cabo con la objeción fiscal. Me parece que animar, bajo un formato "divertido", a realizar un acto legalmente punible con ánimo de lucro es, cuanto menos, cuestionable. Podría entender que, explicando la objeción fiscal y los riesgos que conlleva, etc. se acabase por argumentar por qué Diagonal es digno de dicha acción. Gracias por la atención y por todo el trabajo global que hacéis. Ánimo!

  • Sign up for Newsletter Diagonal
    Boletín de noticias del periódico Diagonal

    “Se ve, se siente, hasta se huele, el miedo del Gobierno a una consulta popular sobre este tema”, decía el expresidente de la Asamblea Constituyente Alberto Acosta.

    Desde el MpD se invita a un debate público a los líderes de los partidos mayoritarios para saber cómo abordaran la cuestión de la reforma del artículo 135 y la implicación respecto a la prioridad
    En el transcurso de una insurrección, Charles Fourier observó con qué dedicación y ardor la gente amotinada desempedraba una calle y levantaba una barricada en pocas horas.

    Campañas publicitarias que ahondan en la idea del trabajo como un privilegio.

    Cuando empecé a participar en el movimiento feminista, hace unos siete años, asistí tanto a la nostalgia de los tiempos de asambleas multitudinarias de mujeres, como a la reivindicación de las nue

    Treinta años después, el Estado vuelve al rescate de varias autopistas en quiebra.