ECONOMÍA SOLIDARIA
El ecosistema de las finanzas éticas

Cada vez más entidades y personas buscan herramientas financieras alternativas para ahorrar,
pedir préstamos o donar, desde los micromecenazgos hasta una banca ética participada universal. El ecosistema de las finanzas éticas y alternativas avanza, muta y se contagia
de la lógica de la red, canalizando el hartazgo social de forma creativa y responsable.

02/07/12 · 10:25
JPG - 71.9 KB
 
Poner la vida en el centro es el objeto de esta campaña de visibilización contra la banca tradicional./ Alvaro Minguito

La crisis de legitimidad de la banca
convencional, con el agujero financiero
de Bankia y el rescate por goteo,
 nos instala en un escenario donde las
 finanzas éticas y solidarias, desde las
cooperativas de crédito, pasando por
los micromecenazgos por internet, los
grupos de ahorro y préstamo local, y
 la banca ética y solidaria tienen una
baza que jugar muy importante.

Canalizar el hartazgo social con la
banca tradicional de forma creativa y
responsable no es fácil. La rapidez con
la que ha funcionado la acción ciudadana
 de microfinanciación colectiva a
 través de la red para costear una querella
contra Rodrigo Rato, que ha pulverizado
los tiempos y pronósticos
de recaudación de donaciones, nos habla
 de que nuevas formas de financiación
se están articulando y que éstas
funcionan. Aunque las velocidades de
la red no siempre sean trasladables a
todos los procesos de construcción de
 finanzas alternativas desde abajo.

“Necesitamos crear un sistema financiero nuevo integralmente.
 El enemigo
 no es el banco, sino nuestra supina
ignorancia de cómo funcionan
las finanzas.
Si más gente se hubiese
puesto las pilas con lo que suponen
 las finanzas, no viviríamos tan engañados.
 Hasta que no ha llegado la crisis
 y después el 15M, la ciudadanía en
general no ha entendido lo importante
que era haber llegado a este punto
con una banca cooperativa”, observa
Nuria del Río, del consejo asesor de la
cooperativa financiera Coop57. Y precisa:
“Bancos cooperativos ya hay
en España, no están mal, han conseguido
atribuciones de la  banca
tradicional en cuanto a servicios.
 Pero no se trataba tanto de eso como
 de contar con un banco de la
 gente y para la gente, de crear una
banca de la que formas parte, donde
puedes votar en una asamblea”.

Dentro de la economía social y solidaria
 nos encontramos proyectos de
 finanzas alternativas como Coop57 y
Fiare, que están dando pasos de gran
 envergadura, abriendo el camino a
 otros proyectos de la economía social.
 Este año Fiare cierra una etapa fundacional
 y plantea funcionar en el
 Estado español como banca universal,
 esto es, ofreciendo todos los servicios
 habituales en ahorro (cuentas corrientes,
 tarjetas de crédito, banca por
 internet o cajeros automáticos) junto
 al resto de objetivos éticos y solidarios.
“Ahora hay que iniciar las actividades
de operativa financiera completa,
con un capital social propio que
 está intacto y sin ningún condicionante”,
 apunta orgulloso Peru Sasia,
 presidente de Fiare. La memoria
 financiera de 2012 arroja un balance
 bastante positivo a pesar de la crisis,
 tanto por la parte de ahorro como de
la financiación. Esto significa que
 Fiare, como Coop 57, es un brazo financiero
 en el que cada vez más entidades
 de la economía solidaria (cooperativas,
 fundaciones, asociaciones,
 sociedades de capital y redes) depositan
 su confianza y sus ahorros para
que otros proyectos de la economía
 social sean posibles.

Al calor del 15M surgen también
 propuestas de utensilios financieros
alternativos que se nutren del aprendizaje
 de los proyectos veteranos. Es
 el caso madrileño del proyecto embrionario
Jak, inspirado en la banca
sin intereses de Suecia. “Creemos que
 igual que nos juntamos para comprar
 fruta o verdura, podemos juntarnos
 con nuestro ahorro y financiar proyectos
en los que creemos y que redunden
 en la economía local y solidaria.
Queremos ir seduciendo a toda la
 gente que está decepcionada con la
banca tradicional. Con la que está cayendo,
 se están desmontando todas
las mentiras y la gente está deseando
 que proyectos como éste vayan adelante”,
 comenta Carlos Céspedes, que
 además de estar en el grupo local en
 Madrid de Jak, participa en comisión
de economía del 15M y en la de la Red
 de Economía Alternativa Solidaria
(REAS)
. Lo interesante de estos nuevos
proyectos es que parten de lo que
 hay, atentos a no competir, buscando
la forma de complementar el espectro
de las finanzas éticas.

Bancas universales como Triodos
Bank
han sabido ocupar un hueco en
la banca ética en el Estado español
 para un perfil de cliente difuso, que va
desde las personas que ven peligrar
 sus ahorros en la banca convencional
 hasta quienes esperan que otra banca
 hecha de forma cooperativa empiece
 a funcionar con todos los servicios de
 ahorro. “No queremos ahorradores
rebotados”, precisa Sonia Felipe, del
 departamento de comunicación de la
 entidad. Gracias a todos estos ahorradores
 que buscan otro modelo bancario,
 el número de cuentas de ahorro
 en Triodos ha pasado de 131.644 en
2007 a 363.086 en 2011
, han podido
triplicar el número de créditos concedidos
 y casi duplicar el personal contratado.
 Este incremento de usuarios
 denota una sensibilidad creciente hacia
la banca ética en general.

¿Cómo se financian?

Las entidades financieras, aunque sean éticas, tienen que ser sostenibles. Cómo se consigue,  especialmente cuando crecen, es quizá uno de los puntos más controvertidos. “Nuestro
proyecto está construido sobre la reciprocidad, el intercambio de saberes, la donación. Hay muchas personas y organizaciones que ofrecen recursos y no en todos los casos está vinculada
a un retorno económico”, comenta Peru Sasia. “No sólo hay que apoyar este tipo de bancos por lo que te renten, hay que tener un poco de visión estratégica. No lo montas como un
emprendimiento social, sino porque es un terreno donde o estás dando la batalla o estás siempre muerto”, reflexiona Nuria del Río.

Para ser sostenibles se están ideando
diversas estrategias que sean
 coherentes con los fines. “Coop57
 se está planteando pedir a los socios
si quieren renunciar a los intereses
 para depositarlos en una fundación
 y prestar dinero a proyectos de gran
impacto que tengan un mayor riesgo
 de impago”, nos anuncia
 Fernando Sabín, cuya cooperativa
 de trabajo ha solicitado un crédito a
 FIARE y es socia de Coop57. Otro de los mecanismos futuros, según
 Sasia, podría ser la creación de productos
de ahorro donde el interés
se pague en algún tipo de bien relacionado
con actividades de la economía
 solidaria (pagos en especie).

Desde el ámbito de las microfinanzas
 emergen propuestas innovadoras
 desde internet, en este último
año se ha experimentado un boom
 de plataformas para la cofinanciación
 (conocida como crowdfunding).
 “El dinero es una
 herramienta más de muchas otras
 que hay que desarrollar”, nos dice
 por teléfono Enric Senabre, de la
 red social para cofinanciar proyectos
 Goteo. Para sostenerse financieramente,
 Senabre considera que
 hay que tener en paralelo activada
 alguna estrategia. En el caso de
Goteo, para no depender sólo de las
campañas de crowdfunding ofrecen
 servicios de formación, asesoría
y en breve activarán el “capital riego”,
 una nueva modalidad para
 conseguir no sólo donaciones de
personas y organizaciones sino de
instituciones públicas y privadas:
“son fondos que complementan la
financiación colectiva, multiplicando
el dinero de la gente. Allá donde
vaya un euro de una persona iría
 un euro de una institución. El dinero
se movería así siguiendo el interés
de la gente y esto garantiza un
funcionamiento interesante de fondos
públicos y privados, que hasta
ahora funcionaba con otros esquemas
como jurados”.

El ecosistema de las finanzas éticas
y alternativas avanza, muta y
 se contagia. “Es importante apoyarse
mutuamente, coexistir en el
 espacio, sabiendo que entre todas
hay suficientes herramientas para
 que se financien las cosas que hemos
soñado conjuntamente”, concluye
 Nuria del Río.

Reas celebra su encuentro estatal

El 15 y 16 de junio tuvo lugar el encuentro estatal en Madrid de las Red de Economía Alternativa y Solidaria (REAS). Buena parte de las organizaciones de esta red, ahora implicadas en Coop57 y Fiare, vienen de trabajar en el ámbito de la exclusión social. «Esta es la primera gente que comprende que si no conquistas lo económico y te quedas en lo social solamente, no haces nada», recuerda Nuria del Río, de Coop57. Así, justifica el nacimiento de esta Red: «Llegaba un momento que te topabas con el autoempleo, y al acompañar al lumpen proletariado,
excluido de los útiles financieros convencionales, el techo financiero dio pie a experimentos de finanzas éticas y alternativas más inclusivos, donde las personas, y no la rentabilidad, estaba en el centro».

Tags relacionados: Fiare Peru Sasia Crowdfunding
Imprimir Imprimir Versión PDF PDF +A Agrandar texto Licencia Enviar por e-mail Enviar Corregir +A Disminuir texto

comentarios

6

  • Imagen de Antonio L—pez/ Relpensi
    |
    Antonio L—pez/ Relpensi (no verificado)
    |
    09/02/2013 - 9:09am

    Hola

    Quisiera poneros al día sobre Casx: CASX empieza a prestar dinero sin intereses a proyectos sociales.

    http://www.casx.cat/es/2012/08/02/casx-comenca-a-prestar-diners-sense-in...

    Gracias

  • Imagen de Krapocho
    |
    Krapocho (no verificado)
    |
    07/07/2012 - 11:01pm

    Hola, Fernando, es en el porcentaje total de personas activas desempleadas. Más de un 40% de los parados lleva un año o más en esa situación. Lo puedes leer en un artículo que se llama La desigualdad en cifras que firma el Colectivo IOÈ en la edición en papel o esperar a que salga en la web. Aquí puedes indagar más sobre el tema, si te interesa:

    [http://www.ine.es/jaxiBD/tabla.do?per=03&type=db&divi=EPA&idtab=2->http:...

  • Imagen de anónima
    |
    anónima (no verificado)
    |
    03/07/2012 - 3:38pm

    Aquí también os habéis olvidado citar a Oikocredit (www.oikocredit.org y www.oikocredit.cat), que por ser de las más pequeñas en España no deja de ser importante. Se trata de una cooperativa internacional de crédito, una opción muy parecida al Coop57 en cuanto a organización y funcionamiento, con la diferencia que está especializada en financiar proyectos de la economía social en países en vías de desarrollo. En el estado español Oikocredit también es socia promotora del Proyecto FIARE.
    Saludos!

  • Imagen de anónima
    |
    anónima (no verificado)
    |
    02/07/2012 - 8:52pm

    He encontrado este comunicado de Triodos Bank, de julio de 2011, donde se refiere al caso de O’Belén, al que, quizá, se refiere Mileno.

  • Imagen de anónima
    |
    anónima (no verificado)
    |
    02/07/2012 - 3:05pm

    Compañeros, al referiros a Triodos Bank, al menos podíais hacer referencia a que hay una campaña para que dejen de financiar la TORTURA.
    Creo que se pierde el norte cuando un periódico de contrainformación hace publicidad gratuita a una empresa privada (y piramidal) a la vez que hay una campaña que surge de los movimientos sociales para que dejen de invertir en centros de menores donde han muerto chavales, contra los que ha habido manifestaciones, etc., de verdad. Me cuesta creer que la redactora no se haya enterado de que existe dicha campaña.

  • Imagen de S.P.
    |
    S.P. (no verificado)
    |
    10/01/2012 - 9:00am

    Muy interesantes todas las propuestas alternativas a los bancos de los q ya no nos fiamos... Ni ellos nos fian a nosotros. Muchas gracias!

  • Poner la vida en el centro es el objeto de esta campaña de visibilización contra la banca tradicional./ Alvaro Minguito
    separador
    Sign up for Newsletter Diagonal
    Boletín de noticias del periódico Diagonal

    La autora analiza las principales carencias de la atención médica que se da a las mujeres y propone una superación del enfoque biologicista con el que aborda la salud el modelo médico...

    Desde el MpD se invita a un debate público a los líderes de los partidos mayoritarios para saber cómo abordaran la cuestión de la reforma del artículo 135 y la implicación respecto a la prioridad

    Sólo unas pocas víctimas del terrorismo de Estado han sido reconocidas. Ahora, el Ministerio del Interior las vincula con “organizaciones violentas”.

    En el transcurso de una insurrección, Charles Fourier observó con qué dedicación y ardor la gente amotinada desempedraba una calle y levantaba una barricada en pocas horas.

    Campañas publicitarias que ahondan en la idea del trabajo como un privilegio.

    Treinta años después, el Estado vuelve al rescate de varias autopistas en quiebra.