Las asambleas del 15M coordinan movilizaciones en torno al día 12
Hoja de ruta para volver a las plazas

Un año más, las redes surgidas en las acampadas de mayo de 2011 preparan manifestaciones y acciones de desobediencia civil coincidiendo con su aniversario.

Redacción
24/04/13 · 8:00
Edición impresa
Asamblea en septiembre de 2011 junto a la bolsa de Madrid / Olmo Calvo

Ávila, Barcelona, Cartagena, León, Madrid, Málaga, Ourense, Sevilla, Valladolid y Zaragoza son algunas de las dispares ciudades donde habrá manifestaciones el domingo 12. Aunque quedan muchos detalles por cerrar, previsiblemente serán parecidas a las anteriores organizadas desde el movimiento 15M: recorridos en columnas que terminarán con asambleas en las plazas emblemáticas. Alrededor de ese día, las asambleas tratan de renovar el repertorio de acciones para visibilizar los debates que están teniendo lugar en las plazas desde hace dos años.

Avances en la articulación

“Este año es menos genérico y se ha organizado en ejes temáticos que tienen en común el rechazo a la austeridad y la estafa bancaria”, cuentan varias participantes en la asamblea transversal del 12M en Barcelona que se autodenominan Comité Disperso. Allí, la manifestación llevará el lema “Paremos el genocidio financiero, ¡juntas podemos!” y las reclamas se resumen en seis puntos: no pagar la deuda ilegítima, servicios públicos y de calidad, trabajo y vivienda digna, reforma fiscal, renta básica universal y defensa de los derechos civiles y sociales.

En Zaragoza también se nota mayor confluencia que en los dispersos días de las acampadas: desde mayo de 2012, una asamblea general coordina a todos los colectivos del movimiento (mareas, Stop Desahucios, Auditoría Ciudadana de la Deuda, barrios, etc). Gracias a la unión, “ha habido movilizaciones muy fuertes y enriquecedoras, por ejemplo, las asambleas antidesahucios son cada vez más numerosas”, cuenta Pilar Imaz, de esta coordinadora. “La Marea Ciudadana del 23F fue un paso más en ese sentido”, prosigue. De hecho, la estructura organizativa de esta manifestación ha reactivado la coordinación estatal del 15M.

Respecto a mayo, el debate está en cómo superar el formato de marchas que parecen tener cada vez menos impacto aunque sean multitudinarias: “Habrá más acciones, no concentradas en un solo evento, válido pero ahora insuficiente”, cuenta María Velázquez, del Grupo de Comunicación 15M Valladolid. En esta ciudad, se preparan actos para señalar a la banca, en refuerzo al Toque a Bankia, que será el jueves 9 y que promete bloquear sucursales en todo el Estado mediante intervenciones pacíficas y creativas.

Otro intento de aglutinar es el Plan de Rescate Ciudadano (PRC), que a nivel estatal reúne a colectivos como DRY, Iaioflautas, PAH, Juventud Sin Futuro, etc. En Málaga tiene más recorrido y está sirviendo para cohesionar al movimiento, según afirma Pituskaya, que participa en su grupo Legal y en la asamblea del barrio de El Palo. Con el lema “Rescatar a personas, no a bancos”, planean acciones que abordan los puntos del Plan: visitas a bancos, oficinas del INEM, centros educativos, cortes de carreteras, etc. Además de defender lo público, el PRC pone énfasis en reivindicar un proceso constituyente.

Esta idea también se incluye en Madrid, donde la preparación vuelve a recaer en la asamblea transversal Mayo Global, que se reúne desde febrero. El título para todo el calendario del mes es “De la indignación a la rebelión, escrache al sistema” y comienza los días 1 y 2 con charlas en plazas sobre cuestiones laborales. Del 5 al 10, varias plataformas de la Marea Blanca realizarán una consulta ciudadana sobre la privatización de la sanidad, y el viernes 10 habrá encierros o permanencias en lugares significativos sobre cinco ejes: democracia, laboral, cultura, sanidad y vivienda. Tras el 12M, la programación continuará hasta fin de mes con San Isidro Indignado (el miércoles 15, festivo local) y asambleas en plazas. “No se trata sólo de expresar nuestra disconformidad, sino también de plantear modelos diferentes, totalmente viables y legítimos”, subraya Arantxa Flores, de Legal Sol.

El desborde de las agendas

Pilar Imaz introduce otra cita a tener en cuenta, aunque no proceda del 15M, sino de varios sindicatos, estudiantes y madres y padres del alumnado: el jueves 9 hay huelga general estatal en todos los niveles de la educación pública. “Debemos convertirla en una huelga de todos, en una huelga social”, explica Pilar. Para ella, el 15M aporta al panorama sindical una visión que “traspasa la sectorialidad, y esto es importante porque necesitamos una lucha global, ya que el ataque que sufrimos lo es”.

El mes de mayo es también una oportunidad para relanzar proyectos. Por ejemplo, en Valladolid, un nuevo grupo legal formulará denuncias contra la corrupción política (recuerdan que el alcalde de esta ciudad está imputado por delitos urbanísticos) y tratará de jugar un papel más activo desde los juzgados en la lucha contra los desahucios. En la misma línea se mueven el Tribunal Ciudadano de Justicia y la comisión que PAH Madrid acaba de crear para perseguir delitos inmobiliarios. Las PAH son “el referente indiscutible del rescate a las personas”, en opinión de Pituskaya, que destaca que “se han extendido acciones de realojo y espacios cooperativos como el Banco Güeno”, una sucursal ocupada que funciona como comedor social y centro de apoyo vecinal en el barrio malagueño de La Palmilla.

Los éxitos de las PAH han propiciado un nuevo aliento para las asambleas populares que se sienten partícipes de ellos. En palabras de María, “la reciente sentencia europea contra las cláusulas abusivas es lo que necesitábamos para generar confianza en nuestras posibilidades, para continuar diciendo que sí se puede”. Arantxa va más allá y define este mayo como “un desafío”: “Llevamos dos años haciendo política en la calle, demostrando que, además de manifestarnos, somos capaces de crear contenido. Aquí viene nuestro órdago: exigimos que esta organización trascienda y modifique las propias instituciones, que sean el motor de un cambio profundo del modelo actual”.

¿Una fiesta de cumpleaños para ‘quincemayistas’?

En el 12M “hay cierto componente de aniversario porque representa la ocupación el espacio público de manera visible y el despertar de la gente mas allá de partidos y sindicatos. Pero no se trata solo de hacer una celebración, seguimos exigiendo unas reivindicaciones”, cuentan desde la organización de Barcelona. Pituskaya, de Málaga, explica que “la diferencia con momentos anteriores es que se superó la etapa de concienciación, de las luchas a resultas de acciones y medidas del Gobierno, y que disponemos de agenda y métodos propios”. Por su parte, para Artantxa, en Madrid, “este aniversario trasciende ya al propio 15M. Es un momento de superar las etiquetas y trabajar en común por todas aquellas alternativas que planteamos”. María, del 15M Valladolid, también reconoce que trabajan “para intentar trascender a nuestra propia identidad”, pero reivindica. “A mí me encanta escuchar  a personas que participan sólo en manifestaciones o que nos visitan  en la plaza diciendo que pertenecen al 15M, porque esa extraña  sensación de pertenencia es una de las potencias del movimiento.”

Tags relacionados: 15M Número 196
Imprimir Imprimir Versión PDF PDF +A Agrandar texto Licencia Enviar por e-mail Enviar Corregir +A Disminuir texto

comentarios

0

Las versiones de ‘Peter Pan’ son un indicador sobre las ideas del cuerpo y las relaciones.

Un grupo de activistas pone en marcha una herramienta que facilita el envío anónimo de documentos. DIAGONAL colaborará junto con otros medios en el análisis y difusión de información.

Cuando empecé a participar en el movimiento feminista, hace unos siete años, asistí tanto a la nostalgia de los tiempos de asambleas multitudinarias de mujeres, como a la reivindicación de las nue

Treinta años después, el Estado vuelve al rescate de varias autopistas en quiebra.