El "otoño rumano" se vuelca en defensa de Rosia Montana
Movilizaciones históricas en Rumanía contra la megaminería

La oposición a un proyecto de extracción de oro con fuertes impactos humanos y medioambientales saca a la calle a decenas de miles de rumanos que cuestionan el modo de proceder del Gobierno, sordo ante las exigencias de la ciudadanía.

25/09/13 · 11:16

Rumanía está inmersa, desde comienzos de septiembre, en una movilización histórica contra el proyecto de extracción de oro de la empresa canadiense Gabriel Resources en la zona de Rosia Montana, en las montañas Apuseni, en las que se pretenden abrir cuatro grandes explotaciones a cielo abierto. Implicaría, además de la aniquilación de unas montañas de gran valor, el desplazamiento de más de 2000 personas, el desmantelamiento de tres aldeas, y pondría en peligro un patrimonio histórico-cultural que supone un ejemplo único a nivel mundial de galerías mineras de época romana.
 

Las manifestaciones, que están reuniendo a decenas de miles de personas y que algunos denominan “el Otoño rumano –en referencia a la Primavera árabe, por la cantidad, la variedad de perfiles y las características de la movilización, horizontal y sin líderes oficiales-,  rechazan el proyecto de ley que el gobierno presentó el 27 de agosto y con el que concederían facultades extraordinarias a Rosia Montana Gold Corporation, una promotora con mayoría del grupo canadiense en la que el Estado rumano cuenta con una participación del 20%. Aunque el malestar comenzó por esta causa ambiental, ha ido creciendo debido a la actitud nada dialogante del Gobierno –y al apagón informativo-. Primero se unieron los opositores al fracking y, en cuestión de un mes, el movimiento ha pasado a cuestionar el modelo de desarrollo económico, la forma de legislar y la democracia en sí misma. En él confluyen estudiantes, trabajadoras, ecologistas, feministas, anarquistas, conservadoras... todas aquellas personas que rechazan una democracia en la que no existe una real participación de la ciudadanía.
 
La población rumana residente en diferentes puntos de Europa también se manifiesta frente a las embajadas y ha sido apoyada, por ejemplo en Francia, por activistas contra el fracking. Sin embargo, el Gobierno parece estar dispuesto a ignorar el clamor popular: “Creo que están esperando a  que nos cansemos, pero que no tienen ninguna intención de escucharnos”, explica Ina Stana Rebigan, rumana afincada en Madrid, que se concentra cada domingo frente a la embajada rumana. Informan de sus acciones fundamentalmente a través de las redes sociales.

Sordera del gobierno y apagón informativo

La iniciativa presentada por el gobierno rumano facilitaría a la corporación canadiense todos los permisos necesarios sin considerar la legislación nacional, pronunciamientos judiciales o la exigencia legal de audiencia pública. Gold Corporation pretende extraer 300 toneladas de oro y casi 1.600 de plata en 17 años pero para ello emplearía 12.000 toneladas de cianuro por año y se producirían 13 millones de toneladas anuales de residuos, según su propio proyecto.

El Gobierno habilita de un plumazo lo que la corporación no pudo conseguir en 14 años de gestiones, y pese a que la operación ha sido desaconsejada por el organismo científico más importante del país, la Academia Rumana de Ciencias, que pidió su retirada porque los costes ambientales y sociales superarían los beneficios económicos. Sobre el proyecto pesa, además, el fantasma del desastre ocurrido en la mina de oro de Baia Mare, también en Rumanía, una catástrofe ambiental sin precedentes en Europa que afectó gravemente a los ríos Titza y Danubio y dejó temporalmente sin suministro de agua potable a dos millones y medio de personas.

Las protestas se dirigen actualmente al Parlamento, que tiene en sus manos determinar la suerte de Rosia Montana. Si el proyecto se convierte en ley, la construcción puede comenzar de inmediato, aunque se presente una demanda de inconstitucionalidad para la cual existen fundamentos. Los principales canales de televisión han evitado informar sobre el tema, pero los manifestantes mantienen al público informado e interesado a través de Facebook.

Imprimir Imprimir Versión PDF PDF +A Agrandar texto Licencia Enviar por e-mail Enviar Corregir +A Disminuir texto

comentarios

0

La inmobiliaria Encasa Cibeles, de Azora y Goldman Sachs, se hace con 3.000 VPO por 201 millones de euros.

La autora analiza las principales carencias de la atención médica que se da a las mujeres y propone una superación del enfoque biologicista con el que aborda la salud el modelo médico...

Desde el MpD se invita a un debate público a los líderes de los partidos mayoritarios para saber cómo abordaran la cuestión de la reforma del artículo 135 y la implicación respecto a la prioridad

Sólo unas pocas víctimas del terrorismo de Estado han sido reconocidas. Ahora, el Ministerio del Interior las vincula con “organizaciones violentas”.

En el transcurso de una insurrección, Charles Fourier observó con qué dedicación y ardor la gente amotinada desempedraba una calle y levantaba una barricada en pocas horas.

El autor analiza el discurso que gravita en torno a los días de vacaciones y las mutaciones desde la sociedad de consumo hasta la edad de la precarización.

Treinta años después, el Estado vuelve al rescate de varias autopistas en quiebra.